Depresión… me siento triste…

Por: César Vázquez

Es muy común que en temporadas de víspera de la navidad, y también después de ella, muchas personas presenten depresión. La gente consume más alcohol, hay melancolías, y recuerdos de seres queridos que ya no se encuentran con nosotros, sumando también las cuestiones económicas, personales o bien existenciales que vivimos en este mundo.

Pero la depresión no solo aparece en temporadas decembrinas, es necesario iniciar desde el concepto ¿Qué es la depresión? La depresión es un sentimiento desagradable que generalmente no dura demasiado, y desaparece por sí misma tras un periodo de tiempo, algunos días o semanas, o bien después de haber alcanzado cierto nivel de intensidad.

En ocasiones, puede que tengamos la sensación de que nos haya sido de utilidad, nos habíamos quedado “atascados”, pero podemos avanzar, o simplemente lo que nos preocupaba no resultó tan grave como lo pensábamos , y la nueva perspectiva que tomamos nos hace ver nuevas posibilidades de una alentador futuro. Es normal que nuestra mente siempre este en constante ruido, es decir, la mente no se cansa, siempre esta maquinando, y haciendo suposiciones de los eventos que ocurren en nuestra vida, es la mente intranquila, la mente preocupada, y esta misma en ocasiones nos hace deprimirnos.

Cabe mencionar que existen varios tipos de depresión, el trastorno depresivo mayor; que se caracteriza por permanecer al menos 2 semanas en estado de ánimo depresivo o perdida de interés acompañados, por al menos otros 4 síntomas de depresión que pueden ser, insomnio, un estado de ánimo triste la mayor parte del día, incluso puede aparecer el llanto. A veces en los niños y sobre todo adolescentes se da un estado de ánimo irritable, insomnio o hipersomnia casi cada día, fatiga o perdida de energía durante el día, sentimientos de inutilidad, o culpa, se disminuye la capacidad para pensar o concentrarse adecuadamente, indecisión.

El trastorno distímico se caracteriza por lo regular 2 años en los que ha habido más días con el estado de ánimo depresivo que sin él, es decir, este trastorno es más prolongado. Existen otros tipos como el tipo de depresión debido a alguna enfermedad medica, también trastornos en el estado de ánimo inducido por sustancias, y no especificados.

Sin embargo cualquier tipo de depresión es importante tratarla, si es grave o moderada es necesario acudir con un especialista ya sea el psiquiatra que posiblemente recete un psicofármaco que ayudara en la recuperación del estado de ánimo, al igual el apoyo de la psicoterapia para trabajar de una manera conjunta y lograr un mejor estado de ánimo.

Y contestando a la pregunta ¿Si me deprimo, que puedo hacer?, Podemos empezar en identificar el problema, preguntándonos de manera interna, ¿Cuál es la situación que me deprime?, también es necesario el realizar alguna actividad deportiva, o cultural, está comprobado en numerosos estudios que el deporte nos ayuda en combatir la depresión, al igual el arte nos ayuda en expresar y “desahogarnos” de nuestras cadenas mentales.

Termino esta sección no sin antes, decirles que siempre hay una razón para ser feliz, y que en esta vida es común pasar por malos momentos, sin embargo hay que mantener la mirada hacia arriba, teniendo la convicción de una actitud positiva pese lo que pese.

El autor es egresado de la Universidad Autónoma de Baja California por la Lic. Psicología. Actualmente ejerce la docencia en la Universidad Autónoma de Durango Campus Tijuana y la Universidad Samann de Jalisco Campus Tijuana.

Comentarios

Comentarios