La selección estadounidense se medirá a Japón en semifinales

Redacción El Tijuanense | Por: Antonio Ramírez Águila

San Diego.- El llamado a ser “partido del grupo” se lo llevó la selección de Estados Unidos, que sin grandes figuras, dejó sobre el terreno al combinado de República Dominicana, la novena más poderosa del Clásico Mundial, por pizarra de 6-3.

A este partido le agregó como atractivo el hecho de que los dos equipos se jugaban la vida en el Clásico, de modo que el encuentro era a matar o morir entre los inventores del juego y un equipo “bananero” repleto de figuras de Grandes Ligas.

Robinson Canó estrenó la pizarra al remolcar con un doblete a Manny Machado, y a su vez, el camarero dominicano le puso número a la casa gracias a un imparable de Carlos Santana.

Sin embargo, Estados Unidos en la tercera entrada emparejó la pizarra con par de carreras producidas, la primera entró en “los spikes” de Giancarlo Stanton aprovechando una bola ocupada, mientras que la segunda cayó con doble de Christian Yelich al central. En el cuarto rollo, Stanton hizo gala de su tremendo poder de bateo volándose la cerca en compañía de Brandon Crawford.

En el séptimo inning, Dominicana respondió con cuadrangular solitario de Robinson Canó, pero la novena de las barras y las estrellas aseguró la victoria con un doble de Andrew McCutchen para impulsar a Yelich y a Eric Hosmer a la registradora con las carreras 5 y 6.

A Estados Unidos le espera una difícil prueba en semifinales, pues su rival será Japón, equipo que no ha perdido ningún partido en la justa, y que es candidato natural al título.

Ganador: Danny Duffy (1-0).

Perdedor: Ervin Santana (0-1).

Salvamento: Luke Gregerson (2).

Comentarios

Comentarios