Por: Víctor I. Castro | @Chíkoelektriko

¿Recuerdan cuando México era potencia en la industria de la música latina? Durante décadas, artistas grandes como Pedro Infante, Jorge Negrete, Antonio Aguilar, José José, Los Temerarios, Rocío Dúrcal (española), Juan Gabriel, Banda El Recodo, Los Tigres del Norte, Los Ángeles Azules, Luis Miguel, entre otros dominaron la escena musical latina.

De diversos géneros todavía a principios de siglo, grupos y artistas como Belinda, RBD, Camila, Reik, Jesse y Joy, lograron ocupar las primeras posiciones de las listas de popularidad. Sin embargo, en esta nueva década, todo ha venido abajo. Nadie puede negar que a partir de 2010 (y desde un poco atrás en 2008) la música latina tuvo una crisis. Las estaciones de radio en México comenzaron a propagar masivamente la música que producía Estados Unidos, como parte de su globalización.

En ese tiempo también, algunos grupos musicales que habían surgido en América Latina desaparecieron, artistas tomaron años de descanso y en México, no fue la excepción. Sin embargo, ha habido un repunte impulsado por una nueva ola de fusiones de géneros latinos, el pop, el reguetón, la cumbia, el vallenato, la música alternativa, han hecho que la industria latina regrese a sus mejores momentos. En México la situación es distinta.

En 2016 tan solo (de los artistas más reconocidos) Thalía, Juan Gabriel, Los Ángeles Azules, CD9, León Larregui y Sin Bandera, fueron de los que lanzaron una nueva producción musical que llamó la atención fuera de nuestro país. Dentro del género grupero, “El Recodo”, la Banda MS, La Arrolladora Banda Limón y otra serie de agrupaciones, fueron las que destacaron en cuanto a ventas en Estados Unidos. El mariachi y la ranchera, hasta de los Latin Grammys no hubo nominados por la fata de producción discográfica.

Esta situación pone a la industrial musical mexicana en una seria crisis. Los sencillos derivados de estos discos no alcanzaron buenos números en cuanto a las listas de popularidad, a excepción de aquellos que eran colaboraciones con artistas de otros países, principalmente colombianos (quienes dominan la música latina actualmente).

Tal es el caso de Thalía quien hizo colaboración con Maluma, Maná con Shakira en 2015, Paulina Rubio con Morat, estos últimos también participando con el nuevo sencillo de Alejandro Fernández este 2017.

A qué voy con esto, que parece que hace falta una renovación musical por parte de la industria mexicana. Debe apoyarse a grupos o artistas alternativos o nuevos que han hecho innovaciones en la industria como “Tren a Marte”, Alex Hoyer, Sofía Reyes, ATL (en cuanto al reguetón) o CD9 dentro de las boybands.

Así mismo dentro del género regional mexicano (menospreciado en el país, pero reconocido en el extranjero), es necesario nuevos artistas que interpreten música ranchera, con mariachi, porqué es lo que más está en peligro. Actuales cantantes como El Bebeto o bandas como Calibre 50, cuyas recientes producciones se acercan a los mencionados géneros.

Eso sí, la banda sinaloense hoy por hoy, es lo que más vende dentro de la industria nacional en el extranjero. Banda MS logró en YouTube tener hasta casi 400 millones de reproducciones, números superiores incluso a artistas como Beyoncé, Britney Spears, entre otras.

¿Que hará la industria mexicana para superar esta crisis? ¿Que nuevos artistas o que movimientos musicales habrá para que nuestro país domine de nuevo el mapa musical latino? Eso solo depende de los mismos artistas, los fans y las disqueras, quienes al final de cuentas, deciden qué canciones salen como sencillos. La tarea no es fácil, pero el apoyo a las buenas bandas (independientes o no) está en los mismos mexicanos.

Comentarios

Comentarios