Por Carlos Azpe Fimbres

El anuncio de que la construcción del muro fronterizo será financiado con un impuesto del 2% sobre las remesas que los migrantes envían a México ha desatado una serie de comentarios sobre esta medida.

La sugerencia realizada en el congreso de Estados Unidos sobre este gravamen trajo la respuesta de la Comisión de Relaciones Exteriores en México de la Cámara de Diputados en las que se sugiere de igual manera gravar las utilidades de empresas americanas en México con un impuesto igual del 2%, medida que sería votada en caso de aprobarse la de las remesas.

En México las remesas en un año suman 25 mil millones de dólares, cifra superior a la que se recibe por ingresos de exportación de petróleo, por ingresos por turismo y por inversión extranjera.

Esto equivale a que en 8 años México pudiera alcanzar en sus remesas la misma cantidad de dólares acumulados actualmente o de otra manera al 12.5% de las reservas internacionales en México.

Los estados que reciben la mayor cantidad de remesas son Michoacán, con 2.7 mil millones de dólares al año, Jalisco 2.5, Guanajuato 2.4, Estado de México 1.6, Puebla 1.4, representando incluso para Michoacán el 10% del total de su producto interno bruto, mientras que para el país representan el 2% del PIB.

 

En su justa dimensión

El impacto económico que esta derrama tiene en las familias equivale en promedio al 15% de su ingreso siendo destinado a consumo de productos básicos de salud y vivienda por familias en pobreza, el monto promedio por remesa es de 292 dólares, con lo cual el gravamen afectaría en 6 dólares por envío, en una población en la que cada peso cuenta, y mucho.

La distorsión que traería como consecuencia la medida inhibiría la cantidad a enviar, como de hecho se observa en estados como Oklahoma, donde existe un impuesto estatal del 1% de las remesas, siendo la transacción promedio de 133 dólares, menos de la mitad que el resto del país.

Los estados de la unión americana que más remesas envían son California con el 29%, Texas 14% e Illinois con 5%, muy relacionado con la población de mexicanos existente en esos estados, ya que la población mexicana en Los Ángeles es la más cuantiosa, con un millón, que representa el 26% del total, aunque es El Paso Texas la de mayor proporción con un 66%, para el caso de Arizona Phoenix es el 18% y Tucson el 26%.

El noroeste no es propiamente una zona de alta recepción de remesas, de hecho es la más baja con 1.7 millones de dólares en un año, siendo Chihuahua y Tamaulipas los que más reciben, en el norte del país se concentra el 15% de esos 25 mil millones y el resto están sobre todo en el centro y muy focalizados especialmente en las zonas rurales de alta pobreza.

 

México y el mundo

Dentro del ámbito mundial México es el 4º  país que más  remesas recibe, ocupando los primeros lugares India, China y Filipinas, el problema en un contexto más amplio no lo representa el gravamen del 2% sino la posibilidad de expulsar del país a 2 millones de migrantes toda vez que el impacto del gravamen eventualmente pudiera ser salvado mediante contrabando hormiga o envío de dinero por fuentes de méxico – americanos con lo cual hay una ambigüedad en la estrategia americana ya que quieren captar dinero de los migrantes y al mismo tiempo pretenden regresarlos a su país de origen, entonces la medida se contrapone en la capacidad de financiar el muro.

Acto simbólico más que efectivo

De hecho es más el acto iconográfico para México la medida del muro que realmente su impacto en la efectividad en lo económico y en la razón de su naturaleza misma para impedir el ingreso de ilegales, no es lo mismo la tecnología de los años 50s a los 70s del muro de Berlín a la tecnología actual para salvar una pared por más alta que esta sea, son otros los tiempos, con recursos que en esa época no se tenían y que ahora resultan de fácil acceso y a bajo costo, no falta mucho tiempo para que existan drones colocados como patinetas de bajo costo tal cual como la película de “regreso al futuro”, solo por citar un ejemplo.  Esperemos que impere la sensatez y lo práctico de las acciones en materia política ya que en materia de solidaridad y reciprocidad de un vecino fiel que ha sido México parece ser que no es una variable en este surrealismo político internacional.

Comentarios

Comentarios