dos estrellas

Por: Víctor I. Castro | Chikoelektriko

“El Aro 3” llega después de varios años de retraso y luego de un 2016 que nos brindó, buenas cintas del género, lamentablemente esta no cumple con su objetivo.

La historia nos narra la vida de dos jóvenes enamorados que tendrán que ir siguiendo pistas para poder salvar sus vidas luego de haber visto el vídeo y recibir la llamada. ¡Exacto! La misma historia de la primera película. Esto es lo criticable, sin embargo, si no te importa del todo, entonces si, es algo atrapante, solo algo.

Como película de terror, “El Aro 3” no cumple para nada su cometido y los contados momentos de susto, son recursos baratos en los que la música juega su papel, al subir tan solo un segundo el volumen y vualá, salto casi seguro. La primera escena es de lo poco rescatable, se vive una sensación parecida a la de “Serpientes Abordo”, pero en el mundo de Samara, lo cual sería algo fresco para la franquicia.

El guion tiene inconsistencias, empezando por el hecho de ser un reciclaje de la primera película. Además, hay algunos giros narrativos que no terminan de convencer y que se quedan en algo que ya hemos visto en otras películas, pareciera que no respeta sus propias reglas. El final del filme es también algo de lo que se puede rescatar, por ser una propuesta interesante dentro de la saga.

Las actuaciones son regulares, nada del otro mundo y por momentos son no creíbles en cuanto al peligro que corren. Por último, y aunque suene a spoiler, si en otras cintas, la aparición de Samara era hasta el final, en esta ocasión ya no hay factor sorpresa y es un recurso utilizado, muchas veces.

“El Aro 3” es un mal intento de secuela, que si bien para los más fans de la saga podría ser pasable, la verdad es que es mala, no da miedo y no propone nada nuevo… a tiempo.

El autor es egresado de la Lic. Comunicación por la Universidad Autónoma de Baja California. Amante del cine, las series y la música. Aficionado a los mapas y al análisis político.

Comentarios

Comentarios