Por: Víctor I. Castro | @Chikoelektriko 

El último de los defensores de Netflix que hacía falta de estrenar su serie individual ha sido estrenada el pasado viernes y lejos de las críticas que ha recibido, marca un decente preámbulo para el gran crossover que preparan Marvel y Netflix.

Danny Rand es un joven que tras un accidente aéreo regresa a Nueva York para recuperar su identidad y su nombre, sin embargo se da cuenta de algunas situaciones que ponen en riesgo a sus seres queridos y su empresa. Pronto se embarcará en una serie de búsqueda de su destino mientras intenta a la vez, salvar la empresa.

Esa es la premisa de la historia que nos presenta la primera temporada, que arranca no de muy buena forma y es que hay algunos puntos que tocar en los primeros 3 episodios. El guion es lento, repetitivo, confuso y sin salida. No avanza la historia y cae por completo en una subtrama aburrida, la llegada de Danny. Además, carece totalmente de originalidad en su forma, pues es muy similar a la de “Arrow”. Las escenas de acción incluso son de menor calidad a las mostradas en “Daredevil” y “Luke Cage”. Y si, los personajes, por lo mismo del guion, no simpatizan para nada y se sienten muy falsos.

Si los críticos vieron estos episodios y en ellos se basaron para su crítica, entiendo los malos comentarios. Pero es a partir del episodio 5 aproximadamente que el guion comienza a avanzar, los personajes van tomando forma y el ritmo también va en ascenso.

A partir de este punto, aunque el guion tiene fallas sobre todo al final del 2do acto, va marcando la pauta, haciendo referencias a los otros personajes de las series de Netflix, así como de las películas. Pero cae en el pecado que ha tenido cintas como “Avengers: Era de Ultrón”, más allá de una serie de Iron Fist, se siente como un pre-“Defenders”.

Las escenas de acción, en cuanto a la coreografía, por momentos son muy buenos, pero en otros se ven falso, posiblemente problema de la fotografía y la edición. Y sobre la fotografía, si “Daredevil” usaba los oscuros a su favor, en esta no se define por un color.

Uno de sus puntos positivos, están los villanos, se enfocaron en crear a varios villanos y darles su momento. A unos episodios de finalizar la temporada, todavía no defines por completo el villano principal, aunque claro, si conoces la historia de los cómics, la idea está latente. El final, sin decir spoilers, pinta para tener una mejor 2da temporada. Además, la historia resulta atractiva y con identidad propia que de forma paciente, van forjando los escritores.

“Iron Fist” es sin duda la serie más floja de las cuatro que al momento han producido Marvel y Netflix, pero no es el fracaso que algunos críticos dicen. Solamente, cuenta con un guion lento y que peca de servir como un avance a “The Defenders”.

Comentarios

Comentarios

REVIEW OVERVIEW
Calificación
SHARE
Previous article¿Quién es Chris Valencia?
Next articleProponen serie de campeones
El autor es Lic. Comunicación por la Universidad Autónoma de Baja California. Ha trabajado para medios de comunicación como Radio Fórmula, El Tijuanense.com y colaborado en el Instituto Mexicano de la Radio.

LEAVE A REPLY