cuatro estrellas dorados

Por: Víctor I. Castro | @Chikoelektriko

Un niño cuya relación con su hermano es sumamente estrecha, pero que por cuestiones del destino y un tanto descuido, se ven separados, haciendo que el menor se pierda y sea adoptado por una pareja australiana.

Esa es la premisa de esta película nominada al Oscar que dirige Garth Davis, siendo su ópera prima. La historia es atrapante desde la primera escena en la que se ve a Saroo con su hermano en las llanuras de la India. La forma de contar la historia cuenta con un ritmo que no cae en lo tedioso y que se mantiene en todo momento.

Sin embargo, también como parte del guion, esta cinta se divide en dos partes, básicamente en el Saroo de niño y ya todo un joven adulto. La mejor historia sin duda está en la primera parte, las actuaciones, la trama, el tono, el guion,  forman un grandiosa obra.  No así la segunda, cuyos elementos caen un poco, pero lo suficiente para estar llegar al desenlace.

Las actuaciones son el elemento que más sabor le da al filme, Nicole Kidman logra hacerse de su personaje por completo, aunque creo que falta más química con el Dev Patel. Dev Patel también hace una digna interpretación durante el segundo acto, aunque de la misma forma que el guion, considero que baja el nivel ya para el acto final.

“Un Camino a Casa” destaca principalmente por una historia que es sin duda emotiva y que logra química con el espectador desde el primer minuto.

Comentarios

Comentarios