25.1 C
Tijuana
viernes, agosto 19, 2022

AMLO defiende austeridad tras salida de jefe anticorrupción

Lo más leido

Por AP

Al presidente Andrés Manuel López Obrador no le gustan los excesos y mucho menos de sus funcionarios y así lo dejó claro el jueves al justificar la salida del abogado Santiago Nieto de la Unidad de Inteligencia Financiera tras el escándalo generado por su lujosa boda en Guatemala.

A dos días de la polémica desatada por la renuncia de Nieto, quien alcanzó reconocimiento por el férreo combate a la corrupción y las organizaciones criminales, López Obrador salió en defensa del abogado asegurando que le tenía mucho respeto por su rectitud, profesionalismo e integridad, pero sostuvo que la austeridad es lo primero.

“No podemos tolerar ningún acto de extravagancias ni un acto que vaya en contra de la austeridad republicana”, afirmó el mandatario durante su conferencia matutina al ser consultado sobre el caso de Nieto. quien renunció a inicios de semana a la dirección de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF).

La boda en Guatemala del reconocido abogado con una de las consejeras del Instituto Nacional Electoral, Carla Humphrey, generó gran polémica luego de que se conoció que varios invitados, entre ellos una alta funcionaria de la alcaldía capitalina que también renunció por el escándalo, buscado viajado en una avioneta alquilada con 35.000 dólares en efectivo que pertenecían al dueño del diario local El Universal, un medio crítico del gobierno.

“El funcionario tiene que aprender a vivir en la justa medianía. Nada de lujos, extravagancias, porque la gente está harta de eso ”, expresó López Obrador, quien también entre sus banderas el combate a la corrupción, al recordar que él ha dado el ejemplo de austeridad al viajar en vuelos comerciales y no utilizar desde el comienzo de su sexenio en 2018 el avión presidencial que puso a la venta y ha intentado rifar sin éxito.

“Nosotros tenemos que actuar con rectitud”, sostuvo el gobernante al asegurar que si no cumple su defensa de la austeridad en el caso de Nieto, sus adversarios estarían “dale y dale con eso, queriendo quitarnos autoridad”.

Meses antes de asumir el gobierno en diciembre de 2018 la imagen de austero de López Obrador se puso a prueba tras la lujosa boda que tuvo César Yáñez, uno de sus más estrechos colaboradores por décadas, con la abogada y empresaria Dulce Silva en el estado central de Puebla, que incluso salió reseñada en una reconocida revista de celebridades. En esa oportunidad el político optó por sacrificar a su colaborar y no lo incluyó dentro de su equipo de gobierno.

Nieto, quien había asumido la dirección de la UIF a fines de 2018, ha sido considerado por los analistas como uno de los principales aciertos en la lucha contra la corrupción que ha mantenido López Obrador desde el inicio de su mandato. En los últimos años la UIF dio certeros golpes al congelar las cuentas de presuntos narcotraficantes, políticos y empresarios, algunos de ellos afines al partido del gobierno.

López Obrador llegó a la presidencia de México bajo la promesa de limpiar el país de las «mafias del poder», pero sus críticos lo han señalado de tener doble rasero al apoyar a algunas polémicas figuras de su gobierno como el titular de la Comisión Federal de Electricidad, Manuel Bartlett.

Al defender el nombramiento del exlegislador Pablo Gómez frente a la UIF, López Obrador dijo que el político “siempre ha estado en la izquierda y ha resistido todas las tentaciones porque también en la oposición un dirigente se puede corromper”.

Facebook Comments
- Advertisement -spot_img

Ultimos articulos