Ingresa el texto que deseas buscar...

China asegura que la cepa de gripe porcina descrita en un reciente estudio no es nueva y no infecta fácilmente a los humanos

China asegura que la cepa de gripe porcina descrita en un reciente estudio no es nueva y no infecta fácilmente a los humanos

A principios de la semana, un estudio advirtió de una nueva cepa de gripe porcina con el potencial de convertirse en pandemia

Por Actualidad RT

China.- El Ministerio de Agricultura y Asuntos Rurales de China aclaró que la llamada cepa G4 del virus de la gripe porcina no es nueva, rechazando las conclusiones de un estudio publicado a principios de esta semana en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

El estudio advertía que un nuevo virus de la gripe porcina, llamado G4, se ha vuelto más infeccioso para los humanos y podría convertirse en un potencial «virus pandémico».

No obstante, las autoridades chinas aseguraron este sábado que el virus ni infecta ni hace enfermar fácilmente a humanos y animales, informa Reuters. En palabras del ministerio, el estudio ha sido interpretado por los medios «de una manera exagerada y sin basarse en los hechos».

Según un análisis realizado por el ministerio, el muestreo del estudio publicado es demasiado pequeño para ser representativo, al tiempo que el artículo carece de evidencia adecuada para mostrar que el virus G4 se ha convertido en la cepa dominante entre los cerdos.

De acuerdo con el estudio, el virus de la cepa G4 «ha mostrado un fuerte aumento desde el 2016 y ese es el genotipo predominante en la circulación en cerdos detectado en al menos 10 provincias».

El ministerio llevó a cabo un seminario sobre el impacto del virus G4 en la industria porcina y la salud pública con la participación de veterinarios y expertos en antivirus, así como los principales autores del estudio en cuestión.

Tras esa consulta, se concluyó que el virus G4 no es nuevo, además de que dicha cepa ha sido monitoreada continuamente por la Organización Mundial de la Salud y agencias relacionadas en China desde 2011. Asimismo, los autores del estudio publicado acordaron que el G4 no se replica efectivamente en el cuerpo humano.