Ingresa el texto que deseas buscar...

Clausura Bonilla clínicas del ayuntamiento de Tijuana; se recrudece conflicto

Por Daniel Rodríguez Gastélum

El gobierno de la ciudad afirma que se dejó sin servicio a más de ocho mil personas, entre empleados municipales y sus familias

La Comisión Estatal Contra Riesgos Sanitarios (Coepris) clausuró los consultorios de la Dirección Municipal de Salud, que según un comunicado del gobierno de Tijuana dan servicio a más de ocho mil personas, entre empleados municipales y sus familiares.

«Con la justificación de realizar operativos de inspección a las instalaciones del lugar, el personal estatal y de la Sindicatura, se presentaron en la dependencia (…) suspendiendo las áreas de medicina asistencial y los consultorios de atención médica, supuestamente porque no se cuenta con los permisos de operación», dice la administración del alcalde Arturo González Cruz.

Cabe señalar que el conflicto entre el presidente municipal de Tijuana y el gobernador de Baja California, Jaime Bonilla Valdez, lleva ya varios días, siendo una de sus manifestaciones más recientes la clausura por parte de la Coepris de una parte de las instalaciones de DIF Tijuana, por la presencia de dulces caducados.

En un vídeo publicado por el propio ayuntamiento, se puede ver al director municipal de Salud, Juan Carlos González Valle, disculparse con sus derechoabientes y decir que esas instalaciones localizadas en la Zona Centro se llevan a cabo cientos de consultas cada semana.

«Es una afrenta a los derechos de salud de los trabajadores», sentencia el funcionario.

Cabe señalar que González Cruz ha reiterado que recibe ataques de Bonilla Valdez, e incluso el director del Instituto de Servicios de Salud Pública, Alonso Pérez Rico (del que depende la Coepris), le llamó «maníaco depresivo» de forma reciente.