Declaran inocente a una mujer que pasó media vida en prisión acusada del asesinato de sus padres

Expresa tu emoción

Entre las razones de la absolución figuran correos con contenido racista que intercambiaron los fiscales del proceso

Por Actualidad RT

Estados Unidos.- Frances Choy, acusada en 2003 del asesinato de sus padres, fue exonerada totalmente el 1 de octubre después de cumplir 17 años presa.

La estadounidense de ascendencia asiática fue liberada de prisión en abril del 2020 pendiente de una apelación y bajo arresto domiciliario. El 17 de septiembre, los jueces anularon su condena, y finalmente, el jueves los fiscales anunciaron que no van a abrir un nuevo caso contra Choy.

Tras esta decisión, la mujer pasó a ser totalmente libre después de pasar casi media vida en la cárcel. Agradeció a sus abogados, su familia y sus amigos, que siempre creyeron en su inocencia. «Ha sido un viaje duro y largo, pero su apoyo me ayudó a mantenerme fuerte y nunca perder la esperanza. Nada puede borrar el dolor de la pérdida de mis padres y cómo ellos sufrieron. Los extraño todos los días», afirmó la mujer.

Fuego en la casa

Frances Choy fue arrestada en 2003 a los 17 años de edad por el asesinato a sus padres. Según la acusación, lo hizo prendiendo fuego su casa en la ciudad de Brockton para poder hacerse con el seguro de vida y poder pasar más tiempo con su novio.

Kenneth Choy, nieto del padre de Choy por parte del primer matrimonio, quien también vivió en la casa, fue declarado inocente en 2008 y se fue a Hong Kong. La Policía encontró cerca de su cama notas sobre los planes de un incendio, pero Kenneth afirmó que la idea del fuego fue de Choy. Más tarde, un amigo dijo que Kenneth admitió que él comenzó el incendio, aunque estas confesiones no fueron tomadas en cuenta.

Los dos primeros juicios de la mujer resultaron nulos debido a que los miembros del jurado no llegaron a un acuerdo. La tercera oportunidad, en 2011, la mujer fue condenada a cumplir dos sentencias de por vida sin poder recibir libertad condicional. En aquel momento, Kenneth Choy ya estaba fuera del territorio del país y no fue interrogado otra vez.

Discriminación racial

La jueza Linda Giles, quien presidió aquella decisión en 2011, ordenó en 2020 anular la condena de la mujer por incendio premeditado y asesinato de primer grado, basándose en tener nuevas pruebas de su inocencia, entre ellas confesiones de otra persona, evidencias científicas y correos que intercambiaron los fiscales durante el proceso con contenido racial y sexista sobre la acusada y su familia.

El abogado de Choy, John Barter, luchó por el acceso a los correos durante casi cinco años. La jueza Giles escribió en su decisión que «los fiscales del juicio intercambiaron numerosas imágenes de asiáticos, algunas acompañadas de comentarios peyorativos y otras inexplicables. Cruzaron bromas sobre estereotipos asiáticos y caricaturas burlonas de asiáticos usando un inglés imperfecto», agregó.

El abogado de Choy señaló que «este puede ser el primer caso en EE.UU. donde la condena por asesinato ha sido desestimada debido al racismo por parte de los fiscales».

Sharon Beckman, también abogada de Choy, afirmó que la mujer «fue una víctima inocente de un crimen, a quien trataron como una sospechosa criminal. Su condena injusta fue el resultado del racismo, de otros fallos oficiales y del sistema», aseveró.

Esta hija de inmigrantes chinos se convirtió en la primera mujer de color en el estado de Massachusetts en recibir la exoneración desde 1989.

Facebook Comments

Redacción Tijuanense

Read Previous

Reabren bares en Tijuana

Read Next

Un estudio confirma que incluso la sombra de un agujero negro obedece a la teoría de la relatividad de Albert Einstein