Ingresa el texto que deseas buscar...

Denuncian que la muerte de Giovanni López en México fue una «ejecución extrajudicial»

Denuncian que la muerte de Giovanni López en México fue una "ejecución extrajudicial"

El homicidio del albañil a manos de policías provocó una conmoción social, una crisis política y marchas masivas en el país

Por Actualidad RT

Ciudad de México.- La Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco (CEDHJ) denunció que Alejandro Giovanni López Ramírez, un albañil de 30 años, fue víctima de una ejecución extrajudicial por parte de elementos policiacos que actuaron de manera irregular, hicieron un uso excesivo de la fuerza, lo torturaron y violaron los derechos humanos de la víctima.

El organismo dio a conocer las conclusiones de la investigación que llevó a cabo en torno al homicidio de López, que ocurrió a principios de mayo, pero que se conoció un mes después. Estos hechos provocaron marchas masivas de repudio tanto en Jalisco como en la Ciudad de México que fueron reprimidas violentamente por las fuerzas de Seguridad.

«Se acreditó que la violación a los derechos humanos de la seguridad jurídica en su modalidad de garantías judiciales y vertientes de formalidades esenciales del procedimiento, presunción de inocencia y libertad personal, así como en su modalidad de principio de legalidad, y de la vida y dignidad, permiten confirmar que la privación de la vida de Alejandro Giovanni López Ramírez se traduce en una ejecución extrajudicial por parte de los elementos de seguridad pública municipales», afirma el documento de 44 páginas.

El 4 de mayo de 2020, policías de la localidad de Ixtlahuacán de los Membrillos, en Jalisco, detuvieron a López, supuestamente por cometer una falta administrativa y agredir a policías.

Al día siguiente, por la mañana, familiares de la víctima acudieron a la comandancia para conocer su situación legal y se les informó que había fallecido.

A principios de junio, un mes después de los hechos, en las redes sociales comenzó a circular un video en donde un familiar de López daba a conocer su detención y muerte, lo que aceleró la intervención de la CEDHJ.

En esos mismos días estalló el caso del homicidio racista de George Floyd en Estados Unidos, cometido también por un policía y que tuvo impacto internacional, por lo que en las marchas realizadas en México se exigió justicia por él y por López como muestra de la permanente violencia institucional que ejercen las fuerzas de Seguridad en diferentes países.

El informe de la CEDHJ reveló que López ingresó a los separos municipales a las 22:17 del 4 de mayo de 2020 y que el alcalde a cargo asentó en la ficha de ingreso que el detenido no se encontraba en buen estado de salud.

Un policía declaró en ese momento que López los había agredido a golpes y verbalmente, ya que se resistió a la detención e incluso intentó desarmar a uno de los agentes. Así fue como quisieron justificar el uso de la fuerza.

El parte médico muestra lesiones en todo el cuerpo

Al revisar el parte médico elaborado la noche de la detención, la CEDHJ descubrió que López tenía lesiones en los ojos, el pómulo izquierdo, el tórax y múltiples contusiones más en el cuerpo.

En el parte oficial se informó que la víctima «se encontraba bajo la influencia de alguna droga y con aliento alcohólico», por lo que el médico a cargo omitió preguntarle el origen de sus lesiones. Luego fue atendido por otro médico y un enfermero, pero tampoco obtuvieron mayor información.

De acuerdo con el informe, la mañana del 5 de mayo López fue trasladado de emergencia a un hospital particular bajo custodia policial, pero el director del centro médico explicó a la CEDHJ que la víctima nunca ingresó como paciente, ya que solo se le iba a asistir para practicarle una tomografía.

«Durante la espera a que se desocupara el área (de tomografías), notaron que Giovanni se encontraba muy agitado tratándose de bajar de la camilla y movía pies y manos. Al indicarse que podían pasar… el responsable del manejo (del detenido) informó que el estudio no se realizaría y se retiraron sin indicar motivo alguno», afirmó.

El Ministerio Público le informó a la CEDHJ que López murió durante la mañana del 5 de mayo en los servicios médicos de Ixtlahuacán y que el cuerpo fue trasladado al Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses.

Tres policías detenidos

La semana pasada, después de las multitudinarias marchas de repudio que provocaron una crisis política al gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, fueron detenidos un comisario municipal, un mando medio alto y un policía, quienes están acusados del homicidio de López.

Según la investigación de la CEDHJ, López fue detenido de manera ilegal y arbitraria, lo golpearon excesivamente y murió a consecuencia de estas lesiones y estando en custodia de los elementos de seguridad pública municipales.

«La detención de Giovanni se realizó sin que existiera la comisión de tipo penal de por medio, es decir, pues se trató de un arresto administrativo, cuya causa fue a decir de los policías por alterar el orden; sin que se corroborara que efectivamente haya ingerido alguna sustancia nociva, o que esta haya sido ilegal, ya que solo se cuenta con el dicho de las autoridades, además de ser inconsistentes entre ellos», advirtió.

El organismo recordó que una de las hipótesis de la detención es que estaba violando las medidas de seguridad en torno a la pandemia del coronavirus al no usar cubrebocas, lo cual no era razón suficiente para detenerlo.

«Se violó su derecho a la integridad personal sin justificación alguna. Todo ello ubicó a Giovanni en una situación de vulnerabilidad mayor… Alejandro Giovanni López Ramírez fue víctima de actos de tortura», afirmó.