Deslave deja nueve muertos y 35 desaparecidos en El Salvador

Expresa tu emoción

Protección Civil declaró alerta roja en el municipio, particularmente en los caseríos Los Angelitos y zonas aledañas

Por AP

Salvador.- Un deslave provocado por las torrenciales lluvias que afectan a El Salvador dejó nueve personas fallecidas, 35 desaparecidas y unas 135 viviendas destruidas o dañadas en la zona norte de la capital, según datos preliminares de Protección Civil.

El director general de Protección Civil, William Hernández, informó el viernes que en la noche del jueves, cuando una torrencial lluvia azotaba gran parte del país, se produjo un alud de tierra en la parte alta del volcán de San Salvador que en un trayecto de casi cuatro kilómetros arrastró árboles y las humildes viviendas de los pobladores de la comunidades Los Angelitos 1 y 2 en el municipio de Najapa, unos 20 kilómetros al norte de la capital.

Ante la grave situación que se vive en la zona, Protección Civil declaró alerta roja en el municipio, particularmente en los caseríos Los Angelitos y zonas aledañas, con la finalidad de que las instituciones realicen las labores de recuperación y asistencia humanitaria y además disponer de todos los recursos que el Estado necesite para dar seguridad y salvaguardar a la población.

“En la madrugada teníamos confirmado las muerte de dos mujeres adultas, una niña, tres hombres adultos y un niño, hace unos minutos hemos agregado una mujer y un hombre, para un total de nueve personas encontradas”, dijo en conferencia de prensa el ministro de Gobernación, Mario Durán, que también preside la Comisión Nacional de Protección Civil.

Durán informó que “unidades caninas” de la Policía Nacional Civil se han unido a la búsqueda de más víctimas y que el incidente dañó o destruyó unas 135 viviendas. Explicó que muchas personas salieron de sus casas, abandonaron la zona y se fueron a hogares de sus familiares, “pero hasta que no los encontremos nosotros mantenemos todavía 35 desparecidos y esperemos que esa cifra vaya bajando”.

“Tres familiares míos murieron, vivían en el caserío Los Angelitos 1, mi prima, su esposa y el niño de ellos. Quedaron soterrados, pero ya los encontraron”, dijo a periodistas Roxana Ruíz que llegó a la zona del desastre a buscar a sus familiares.

En tanto, el presidente Nayib Bukele instruyó al ministro de la Fuerza Armada a que movilice unidades del ejército para sumarse a las labores de rescate en las que ya trabajan el cuerpo nacional de bomberos y cuerpos de socorro como la Cruz Roja y Comandos de Salvamento. El Ministerio de Obras Publicas envió maquinaria pesada para remover los escombros.

Unos 300 privados de libertad en fase de confianza se unieron para colaborar en la remoción de escombros y búsqueda de víctimas.

Durán, que se mantiene en la zona la tragedia, explicó que “muchas personas salieron afectadas y algunas lograron salir de entre los escombros, entre el lodo y se han sumado a las labores de rescate de sus familiares, de sus amigos. Es una situación trágica la que han vivido las familias de esta zona, pero hay otras personas que no lograron salir y son las que estamos tratando de rescatar”.

Por su parte la Ministra de Vivienda, Michelle Sol, llegó hasta la zona para expresar la solidaridad del gobierno y dijo a las familias afectadas que “no los dejaremos solos, estamos trabajando para darles una solución a los problemas que ahora están enfrentando”.

Informó que ya están haciendo un censo de las familias afectadas para brindarles la ayuda de manera inmediata: “Ya identificamos dos terrenos donde podremos construirles sus viviendas a los afectados, pronto comenzaremos a realizar los trámites necesarios para brindarles el apoyo a estas familias”.

El Ministerio del Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN), advirtió del peligro que se produzcan pequeños deslaves provenientes de la parte alta del volcán, lo que podría generar más daños en infraestructura de caminos y viviendas en los municipios de Mejicanos y Nejapa, en la periferia norte de la capital.

Informó que El Salvador se encuentra influenciado por un frente frío que se acerca a la península mexicana de Yucatán que produce un leve aceleramiento del viento desde el Caribe y consecuentes lluvias.

Además se avisó de la probabilidad de inundaciones y crecidas de ríos en varios municipios del país. También se advirtió de posible derrumbes y caídas de rocas en la zona central del territorio nacional.

Facebook Comments

Redacción Tijuanense

Read Previous

Las 5 claves de la entrevista que Trump concedió a un diario mexicano a días de la elección presidencial en EE.UU.

Read Next

Acusan a un exfuncionario de la Embajada de EE.UU. en México de abusar sexualmente de 24 mujeres tras drogarlas