Ingresa el texto que deseas buscar...

Despiden a cuatro policías tras la muerte de un afroamericano desarmado durante su arresto

Despiden a cuatro policías tras la muerte de un afroamericano desarmado durante su arresto

Se puede apreciar en la grabación de la detención, el hombre gime de dolor y repite varias veces que no puede respirar

Por Actualidad RT

Minneapolis.- Cuatro policías de la ciudad de Mineápolis (EE.UU.) han sido despedidos tras la muerte de un afroamericano desarmado durante su detención. Un testigo grabó el arresto durante el cual un agente colocó la rodilla en el cuello de George Floyd durante al menos 8 minutos, a pesar de que el individuo se quejaba de que no podía respirar. El hombre murió posteriormente en un hospital.

El alcalde de Minneapolis, Jacob Frey, confirmó en su cuenta de Twitter el despido de los cuatro oficiales involucrados en la muerte de Floyd, calificándo la decisión como «correcta». La medida se produce tras una ola de indignación inmediata después de que el video de la detención del hombre se difundiera en las redes sociales.

Los hechos

Un testigo grabó este lunes el arresto de un afroamericano en Mineápolis (EE.UU.) durante el cual un policía colocó su rodilla en el cuello del detenido durante al menos 8 minutos, a pesar de que el individuo se quejaba de que no podía respirar. El hombre murió posteriormente en un hospital, informa CBS News.

Según el comunicado de la Policía, los agentes respondieron a un reporte de un «fraude en curso». «Se informó a los policías de que el sospechoso estaba sentado encima de un automóvil azul y parecía estar en estado de embriaguez. Dos oficiales llegaron y localizaron al sospechoso, de unos 40 años, en su automóvil y le ordenaron salir del vehículo».

«Después de salir, se resistió físicamente a los oficiales», reza el texto del comunicado. En la grabación se observa al detenido esposado boca abajo contra el suelo mientras uno de los uniformados lo retiene presionándole el cuello con la rodilla.

En las imágenes se puede apreciar que el hombre está gimiendo y repite varias veces que no puede respirar. «Me duele el estómago. Me duele el cuello. Me duele todo, necesito agua o algo. Por favor. Por favor. No puedo respirar«, se le oye decir.

Varios testigos de la escena le pidieron al agente que dejara de apretarle el cuello, mientras una mujer instó repetidamente a los policías a que verificaran el pulso del hombre. «No se está moviendo», apuntó. Sin embargo, el agente lo liberó solo cuando llegaron los paramédicos. El detenido fue trasladado a un hospital y acabó falleciendo.

El video desató la ola de indignación en las redes sociales, donde los usuarios acusaron a los policías de brutalidad y de posible asesinato.

Los dos oficiales involucrados han sido suspendido de sus funciones, mientras que la Policía de Mineápolis comunicó este martes que el FBI liderará la investigación del suceso por una posible violación de los derechos civiles.