Ingresa el texto que deseas buscar...

Diputado federal despide a colaborador que enfermó de Covid

Redacción El Tijuanense

Tijuana, 15 de mayo.- “Yo lo apoyé en su campaña, porque creía que él quería cambiar México, ahora lo desconozco” fueron las palabras de Patricia Martínez Preciado, al hablar con El Tijuanense, acerca del despido de su esposo, Óscar Martínez Domínguez quien trabajaba como administrador con el Diputado Federal del Partido MORENA, Mario Ismael Moreno Gil, además de existir un adeudo por el pago de 2 meses de trabajo.

En la entrevista que concedió a este medio, Patricia mencionó que hace tres semanas, su esposo enfermó del coronavirus, pasando días difíciles, pero en dicho tiempo no se comunicó con el diputado, pues entre su trabajo y la preocupación por la enfermedad de su esposo.

A decir de Patricia, su esposo padece diabetes, por lo cual perdió la vista, pero para su fortuna, respecto al coronavirus, Óscar Martínez ha ido evolucionando positivamente, por lo cual estando más estable decidió llamarle al diputado, Moreno Gil, pero la respuesta no fue la esperada.

En tono burlesco Moreno Gil le contestó “Tú ya no formas parte de mi equipo de trabajo”, cabe destacar que Patricia Martínez apoyó al diputado desde su campaña recorriendo las calles, desarrollando una cariño e incluso teniendo una amistad, por lo cual mencionó “El diputado no es el mismo de aquel entonces, ahora es una persona, frívola, egocéntrica, cobarde e inhumano”.

Óscar Martínez, era el administrador de la oficina del diputado, durante el tiempo que trabajó con él (1 año 3 meses) descubrió una serie de inconsistencias, desvió de recursos, efectivo faltante entre otras situaciones, por lo cual junto a otro asistente del diputado, de nombre Sergio Díaz encararon a Moreno Gil, quien desde ese punto, según Patricia Martínez, “se dedicó a hacerles la vida de cuadritos”.

Por lo cual, Sergio Díaz no aguantó y dejó el trabajo, pero a pesar de la situación Óscar decidió seguir trabajando con él, hasta esta semana que fue despedido. En la entrevista con El Tijuanense, la esposa mencionó que solo buscan que sea pagado el adeudo de 2 meses que el diputado tiene con Óscar Martínez y una compensación económica por la forma en que fue “humillado y maltratado” el administrador.