Ingresa el texto que deseas buscar...

El Banco Mundial advierte que para el 2021 unas 150 millones de personas vivirían en la pobreza extrema a causa del covid-19

El Banco Mundial advierte que para el 2021 unas 150 millones de personas vivirían en la pobreza extrema a causa del covid-19

Se prevé que cada vez más habitantes de áreas urbanas caigan en la pobreza extrema, que tradicionalmente afecta más a zonas rurales

Por Actualidad RT

Washington.- El nivel de pobreza extrema mundial podría alcanzar los 150 millones de personas entre 2020 y 2021 a causa de la crisis económica provocada por la pandemia del coronavirus, que ha agravado las consecuencias de los conflictos y el cambio climático, advierte un informe publicado este miércoles por el Banco Mundial.

Los autores del documento prevén que la pandemia empujará a entre 88 millones y 115 millones de personas a la pobreza este año, mientras que en 2021 esa cifra llegaría a los 150 millones. Además estiman que la pobreza extrema, en la que las personas viven con menos de 1,90 dólares al día, probablemente alcance al 9,1 – 9,4 % de la población mundial en 2020.

Esa tasa representaría una regresión a la registrada en 2017, cuando fue del 9,2 %. De no ser por el coronavirus, el nivel de pobreza extrema mundial habría descendido al 7,9 % este año, señala el informe.

«Prepararse para una economía post covid-19»

«A causa de la pandemia y la recesión mundial, más del 1,4 % de la población del mundo caerá en la pobreza extrema», advirtió el presidente del Banco Mundial, David Malpass. «Para revertir este duro revés en el avance del desarrollo y la reducción de la pobreza, los países deberán prepararse para una economía diferente tras la pandemia del covid-19, permitiendo que el capital, la mano de obra, el personal especializado y la innovación se trasladen a nuevos sectores y empresas», recomendó.

El informe indica que cerca del 82 % de personas que viven por debajo del umbral de la pobreza extrema se localizarán en países de ingresos medios. Asimismo, se prevé que cada vez más habitantes de áreas urbanas quedarán en la pobreza extrema, que tradicionalmente afectaba más a los pobladores de zonas rurales.

Los autores del documento consideran que la pandemia, los conflictos y el cambio climático imposibilitarán lograr los objetivos trazados anteriormente de poner fin a la pobreza para 2030, si no se toman «rápidamente medidas de políticas importantes y significativas».