El «Diablo”: el fiscal mexicano que traficó drogas durante años a EEUU y colaboró para hundir al “Chapo”

Expresa tu emoción

Fotografía Proceso

Edgar Veytia podría recibir una reducción en su condena, por su colaboración en el “juicio del siglo” contra “El Chapo” Guzmán

Redacción El Tijuanense

Tijuana.- Edgar Veytia, mejor conocido como “El Diablo”, supuestamente iba a pasar 20 años tras las rejas, ahora Estados Unidos se analiza si se anula o rebaja la sentencia del ex fiscal de Nayarit.

Tras un año de que fuera condenado en la Corte del Distrito Este de Nueva York, acusado de tres cargos por traficar drogas a Estados Unidos, la defensa del ex fiscal interpuso una petición para volver a revisar su proceso condenatorio. El próximo 23 de diciembre la defensa tendrá que presentar suficientes evidencias para demostrar por qué la sentencia debe reducirse o anularse.

Es acusado de hacerle favores al llamado Cártel H-2, encabezado por Juan Francisco Patrón Sánchez, a cambio de sobornos. Bajo la protección de Veytia, el Cártel H-2 distribuyó cientos de kilos de drogas a Estados Unidos.

Probablemente la balanza se fue un poco al lado de “El Diablo” por su presunta colaboración con las autoridades de Estados Unidos en el juicio contra Joaquín “El Chapo” Guzmán, líder del Cártel de Sinaloa.

Fue arrestado en 2017, cuando era el principal oficial de la ley en Nayarit.

Además se alega que utilizó su posición para obstruir las investigaciones y procesamientos de narcotraficantes en México, incluida la liberación ilegal de los acusados y el bloqueo de la detención de otros traficantes.

También implicó la liberación de prisión de miembros y asociados del Cártel h-2 acusados de tráfico de drogas y posesión de armas entre otros delitos. Según proceso, instruyó a agentes de la fuerza del orden a atacar a narcotraficantes rivales en Nayarit.

Algunos capos incluso eligieron para vivir localidades nayaritas como Tepic, Bucerías, San Blas, Bahía de Banderas y Nuevo Vallarta.

Según la investigación de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, en el periodo 2011-2017, en Nayarit, los policías encapuchados dirigidos por Veytia extorsionaron a cientos de personas para despojarlas de casa, ranchos, negocios, bodegas, terrenos y dinero.

El ex fiscal facilitó que el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) almacenara en Nayarit cargamentos de cocaína y precursores de drogas sintéticas que desembarcaban en Manzanillo, puerto ubicado a 473 kilómetros de Tepic.

En 2013, Tepic era el escenario de la guerra entre el CJNG y los hermanos Beltrán Leyva, pues se disputaban el territorio. Siete años después, Veytia confesó que trabajó para el primero de esos grupos.

Facebook Comments

Redacción Tijuanense

Read Previous

Kimetsu no Yaiba: Mugen Ressha-Hen domina la taquilla MUNDIAL en su primer fin de semana

Read Next

Estudio británico infectará a voluntarios de COVID-19