Ingresa el texto que deseas buscar...

El fiscal general de California apoya la excarcelación de una mujer acusada del asesinato de su bebé, que nació muerto por abuso de drogas

El fiscal general de California apoya la excarcelación de una mujer acusada del asesinato de su bebé, que nació muerto por abuso de drogas

Xavier Becerra considera que la ley se aplicó y se interpretó mal y ha solicitado que se ponga fin a la acusación y a todos los procesos penales en contra de la madre

Por Actualidad RT

California.- El fiscal general de California, Xavier Becerra, busca poner fin al enjuiciamiento de una mujer de 26 años acusada de asesinato de un niño que nació muerto. Chelsea Becker, de la ciudad de Hanford, dio a luz a su hijo en septiembre de 2019 y los médicos determinaron que el deceso del menor había sido resultado del consumo de metanfetaminas durante el embarazo. Fue arrestada en noviembre pasado y desde entonces permanece encarcelada en espera de un juicio.

A comienzos de la semana pasada, un tribunal superior rechazó una moción de la acusada para que fueran desestimados sus cargos. En ese contexto, Becerra presentó el pasado 7 de agosto un documento en apoyo a la petición de Becker, argumentando que el fiscal de distrito del condado de Kings (Hanford), Keith Fagundes, malinterpretó una ley estatal que condena el asesinato intencional de un feto, recoge el canal Fox News.

«La sección 187 del Código Penal de California tenía la intención de proteger de daños a las mujeres embarazadas, no acusarlas de asesinato. Nuestras leyes en California no condenan a las mujeres que sufren la pérdida de su embarazo, y en nuestra presentación de hoy dejamos en claro que esta ley se ha utilizado indebidamente en detrimento de las mujeres, los niños y las familias», sustenta en su misiva el fiscal general.

El fiscal general de California, Xavier Becerra, busca poner fin al enjuiciamiento de una mujer de 26 años acusada de asesinato de un niño que nació muerto. Chelsea Becker, de la ciudad de Hanford, dio a luz a su hijo en septiembre de 2019 y los médicos determinaron que el deceso del menor había sido resultado del consumo de metanfetaminas durante el embarazo. Fue arrestada en noviembre pasado y desde entonces permanece encarcelada en espera de un juicio.

A comienzos de la semana pasada, un tribunal superior rechazó una moción de la acusada para que fueran desestimados sus cargos. En ese contexto, Becerra presentó el pasado 7 de agosto un documento en apoyo a la petición de Becker, argumentando que el fiscal de distrito del condado de Kings (Hanford), Keith Fagundes, malinterpretó una ley estatal que condena el asesinato intencional de un feto, recoge el canal Fox News.

«La sección 187 del Código Penal de California tenía la intención de proteger de daños a las mujeres embarazadas, no acusarlas de asesinato. Nuestras leyes en California no condenan a las mujeres que sufren la pérdida de su embarazo, y en nuestra presentación de hoy dejamos en claro que esta ley se ha utilizado indebidamente en detrimento de las mujeres, los niños y las familias», sustenta en su misiva el fiscal general.

Becerra subraya además que el tribunal superior cometió una equivocación al desestimar la moción y afirma que trabajará para que le sean retirados los cargos a Becker y para «poner fin al enjuiciamiento y el encarcelamiento».

Según Los Angeles Times, el fiscal Fagundes argumenta que la ley bajo la cual actuó respalda el cargo, ya que incluye una enmienda que considera al feto como víctima potencial. Respecto al documento de Becerra, Fagundes rechaza el hecho de que el fiscal general no se haya puesto antes al tanto del caso: «Es impactante para mí que la oficina del fiscal general haya tomado una posición sin haberse puesto en contacto con nuestra oficina, sin admitir si ha leído algún informe policial, sin discutir estos temas para decir qué hace que este [caso] sea diferente y, lamentablemente, el peticionario está intentando presentar esto en términos de un caso de derechos reproductivos, y no se trata de eso».

Las declaraciones de Becerra no tienen un impacto inmediato sobre si la acusación seguirá adelante, pero representan una importante declaración de apoyo mientras la corte de apelaciones sopesa si desestimar el caso.

Cuando las autoridades sanitarias certificaron la muerte del bebé, el 10 de septiembre de 2019, los médicos y familiares le dijeron a la Policía que Becker podía haber estado consumiendo drogas durante el embarazo. Por su parte, la oficina del forense del condado de Kings, encargada de la autopsia del recién nacido, detectó «niveles tóxicos de metanfetamina» en el cuerpo del bebé y calificó el hecho de homicidio. Las autoridades informaron que la madre admitió haber usado metanfetamina tres días antes del parto. Becker había perdido previamente la custodia de sus tres hijos debido al abuso de sustancias psicoactivas y ha permanecido en la cárcel del condado de Kings desde su arresto en noviembre, con una fianza fijada en dos millones de dólares, de acuerdo con NBC News.