El primer amaño de la historia del fútbol

Expresa tu emoción

A principios del siglo XX se vivió en Inglaterra el primer caso de compra de partidos de la historia

Como es por todos conocido, el fútbol nace en Inglaterra en el siglo XIX. Fue en Inglaterra, por lo tanto, donde se profesionalizó (1885) y adquirió algunos de los grandes rasgos que conocemos hoy en día. Por tanto, es evidente, que fue en Inglaterra donde se produjo el primer caso de amaños de partidos relacionados con casas de apuestas de la historia de fútbol.

A principios del siglo XX el fútbol en Inglaterra se encontraba en plena ebullición, lo que provocó que poco a poco se comenzaran a llevar a cabo pequeñas apuestas ilegales en pubs, aunque ya existían casas de apuestas legales. Mucho antes de que se llevaran a cabo en hípica o boxeo, el fútbol fue pionero en el mundo de las apuestas deportivas, pero la guerra lo paralizó, ¿por completo?

Inglaterra le había declarado la guerra a Alemania en 1914 y no se tenía mucha confianza por entonces en que la competición futbolística se llegara a completar, pero las jornadas fueron avanzando. El presidente de la FA aseguró: “No vamos a suspender la liga por una guerra” y se decidió que los futbolistas no serían llamados a filas hasta que la temporada 1914/15 hubiera concluido.

En una época en la que los derechos de los jugadores eran prácticamente nulos y no les traía beneficios económicos, varios eran los futbolistas que comenzaron a apostar dinero en el propio juego. Con estos elementos nos trasladamos al 3 de abril de 1915, última jornada del campeonato. El Liverpool, que iba a terminar la temporada en mitad de tabla visitaba Old Trafford para enfrentarse al Manchester United, que se jugaba el descenso en un duelo indirecto contra el Chelsea.

Como era evidente con tal diferencia de nivel, las casas de apuestas dieron por favorita al Liverpool, que terminó perdiendo 2-0. Y aquí empieza el problema. Según se cuenta en crónicas de la época, la actitud de los jugadores del Liverpool fue vergonzosa, como si no estuvieran jugando un partido oficial de competición y como si su rival no fuera el Manchester United. Además, durante el partido, se produjeron dos hechos que dejaban entrever que algo raro sucedía.

Con 1-0 en el marcador, el árbitro señaló penalti a favor del Liverpool y el entrenador de los reds eligió a O’Connell, habitual lanzador de penaltis, para ejecutarlo. En el momento en el que el futbolista del Liverpool cogió el esférico, su compañero Jackie Sheldon se lo arrebató de las manos y lanzó él la pena máxima. El balón se marchó tan desviado que incluso preguntaron al árbitro si había ocurrido algo.

Por si eso fuera poco, con el 2-0 en el marcador, Pagman, delantero del Liverpool, estrelló un balón en el larguero y fue reprochado por los rivales y sus propios compañeros.

El partido terminó con victoria para el Manchester United, pero comenzó una investigación en torno a ese partido. 7 de los jugadores que participaron en el amaño fueron suspendidos de manera perpetua, pero tuvieron suertes distintas. 5 de los implicados fueron absueltos al reconocer públicamente su trampa y pidieron perdón, otro de los acusados falleció durante el conflicto bélico.

El único que no fue absuelto fue Enoch West, futbolista del Manchester United. Reconoció haber estado con compañeros bebiendo cerveza, pero negó cualquier implicación en el amaño. No se disculpó por lo sucedido y su sanción se mantuvo hasta 1945, año en el que fue exculpado por un juzgado de Manchester, que obligó a la FA a limpiar públicamente el nombre de West. El futbolista recibió una carta oficial por la que se ponía fin a sus 30 años de sanción (la más larga de la historia) y se le daba vía libre para fichar por cualquier club. ¿El problema? Que Enoch West iba a cumplir 60 años en menos de 3 meses.

Y por si alguno se lo preguntaba, aquel partido, al finalizar, se dio por válido, por lo que el Chelsea tendría que haber descendido a 2º división. Pero no fue así, y es que al terminar la Primera Guerra Mundial, se amplió el número de equipos en la competición, pasando de 20 a 22.

Facebook Comments

Redacción Tijuanense

Read Previous

Buscan a Nohemí Herrera De Jesús

Read Next

Prohíben la venta de comida chatarra en las escuelas y en sus alrededores