Ingresa el texto que deseas buscar...

Fiscales acusan a García Luna de mentir a la justicia de EE.UU. por la compra de un yate y una lujosa residencia

Fiscales acusan a García Luna de mentir a la justicia de EE.UU. por la compra de un yate y una lujosa residencia

El exsecretario de Seguridad Pública durante el mandato del expresidente mexicano Felipe Calderón, acusado de ayudar al Cártel de Sinaloa a traficar cocaína, fue señalado de mentir en reiteradas ocasiones ante la justicia de EE.UU. por la adquisición de lujosos inmuebles en Miami

Por Actualidad RT

Nueva York.- La Fiscalía de Nueva York acusó al exsecretario de Seguridad de México, Genaro García Luna, de mentir en el proceso legal en su contra por la adquisición de un yate y varias lujosas propiedades en EE.UU.

De acuerdo con la transcripción de una audiencia, realizada el 28 de febrero, la periodista Anabel Hernández revela que el fiscal Michael Robotti, quien encabeza la acusación del gobierno estadounidense contra García Luna por tráfico de drogas y recibir sobornos del Cartel de Sinaloa, señaló al exfuncionario mexicano de haber mentido de manera reiterada cuando las autoridades estadounidenses lo cuestionaron por la adquisición de varias propiedades en Miami, Florida.

García Luna declaró en un primer momento que había vivido durante cuatro años en una lujosa casa ubicada en la zona de Golden Beach sin pagar renta. De acuerdo con la Fiscalía estadounidense, ese inmueble habría sido adquirido por el exfuncionario mexicano a través de dos empresas fachada, creadas en Florida y Panamá. Pero posteriormente, el propio abogado de García Luna declaró ante el juez que su cliente había pagado al menos 5.000 dólares de renta mensual.

«Así que al gobierno le gustaría escuchar la posición de la defensa sobre que el señor García Luna mintió en su declaración después del arresto», señaló el fiscal Robotti, de acuerdo con una investigación publicada por Hernández en el medio alemán Deutsche Welle.

Tras ser arrestado en diciembre de 2019, García Luna dijo a las autoridades estadounidenses que él no participó en la compra de la mansión en Golden Beach y que tampoco sabía cuándo fue adquirida dicha propiedad.

Sin embargo, la Fiscalía asegura que, una vez más, García Luna mintió en su declaración, ya que las autoridades estadounidenses pudieron constatar que el exfuncionario mexicano viajó a Florida y fue a ver la casa junto con su esposa y sus hijos para decidir la compra, según testimonios de los antiguos propietarios y la persona que ayudó a García Luna a adquirir la residencia.

«Así que de nuevo tenemos al señor García Luna haciendo declaraciones que directamente contradicen lo declarado por su fiador. Así que de nuevo al Gobierno le gustaría saber cuál es la posición del Sr. García Luna sobre que mintió después de su arresto», señaló el fiscal Robotti.

Otros datos revelados durante la audiencia, señalan que García Luna adquirió un yate que costó 700.000 dólares, lo cual se suma a los 3,3 millones de dólares que costó la mansión en Golden Beach, además de cinco lujosos departamentos que él y su esposa compraron en 2018, por un valor de 5,1 millones de dólares.

Es decir, García Luna habría adquirido propiedades por casi 10 millones de dólares, cuyos ingresos no ha podido comprobar y se sospecha que provienen de una red de corrupción que construyó cuando era secretario de Seguridad Pública del expresidente mexicano Felipe Calderón, de 2006 a 2012, periodo en el cual se le acusa de haber recibido sobornos millonarios del Cártel de Sinaloa.

La esposa de García Luna, Linda Cristina Pereyra, también habría mentido a las autoridades estadounidenses en torno a la propiedad del restaurante Oggi Café, de acuerdo con información que se desprende de la transcripción de la audiencia.

Una situación que, en opinión de la periodista Anabel Hernández, dificultará que las autoridades de EE.UU. y García Luna puedan llegar a un acuerdo para que el exfuncionario mexicano pueda reducir su condena o quedar libre, en caso de ser encontrado culpable por los delitos que se le imputan.

«Estamos hablando de una cadena de mentiras y falsedad de declaraciones, en la que ya García Luna incurrió en perjurio en la Corte de Nueva York, y que sin duda alguna, le ha complicado y le complicará aún más las posibilidades de hacer una negociación con la Fiscalía, porque evidentemente el fiscal Robotti ya no le cree, pues le llama tres veces mentiroso en esa misma audiencia», dijo Hernández en entrevista con Aristegui Noticias.

La periodista señaló que cuando un detenido miente en cosas tan elementales, resulta más difícil que las autoridades de EE.UU. puedan confiar en la información que proporciona dicho acusado, a la hora de llegar a un acuerdo que permita reducir una posible condena.

García Luna fue el principal operador de la llamada «guerra contra el narcotráfico» decretada por el expresidente Felipe Calderón en 2006, misma que ha provocado una crisis de violencia sin precedente en México, que a la fecha suma más de 350.000 asesinatos a partir de este hecho.