Ingresa el texto que deseas buscar...

Fiscalía mexicana investiga la muerte de un joven de 16 años, presuntamente baleado por la policía en Oaxaca

Fiscalía mexicana investiga la muerte de un joven de 16 años, presuntamente baleado por la policía en Oaxaca

Alexander Martínez, de 16 años, salió en compañía de tres jóvenes cuando desde un coche patrulla le dispararon al grupo. El Ministerio Público de la entidad abrió una investigación por el homicidio

Por Actualidad RT

Oaxaca.- Un joven murió la noche del martes 9 de junio, presuntamente por disparos de la Policía municipal de Acatlán de Pérez Figueroa, en el estado de Oaxaca (suroeste de México), cuando iba a comprar una gaseosa.

Alexander Martínez, de 16, salió en compañía de tres jóvenes a comprar a una bebida a un establecimiento del poblado de Vicente Camalote, ubicado al norte de Acatlán de Pérez Figueroa, cuando fue alcanzado por proyectiles que habrían sido disparados desde un coche patrulla.

La agencia de noticias Quadratín Oaxaca reportó que Alexander, de nacionalidad estadounidense, murió al momento; uno de sus acompañantes, Carlos, resultó herido y fue trasladado a un hospital de la zona; los otros dos jóvenes resultaron ilesos.

«Mi hijo acaba de cumplir 16 años. No puede ser. Una patrulla se le fue encima pensado que iba con un arma, pero mi hijo no usa armas», narró la madre de Alexander en un video difundido en redes sociales.

«Me han destruido»

Llena de rabia y con la voz entrecortada, la madre de Alexander le habló a decenas de personas para decirles que su hijo «no era malo», ni tenía ningún tipo de vicio.

«A mí me quitaron mi sangre, mi bebé, era por el que yo luchaba, por el que yo me desvivía para llevarlo a Orizaba, yo iba y regresaba para que él jugara fútbol. Miren lo que me han hecho, me han destruido«, dijo.

Mientras le hablaba a los dos jóvenes que resultaron ilesos tras la agresión policial, la señora señaló que ellos «no son unos delincuentes, son unos niños«.

La madre de Alexander aseguró que tras dispararle a su hijo, los uniformados «no querían ni levantarlo, ni darle los primeros auxilios«.

Investigación

En un breve comunicado, el ayuntamiento de Acatlán de Pérez Figueroa lamentó con «profunda tristeza» lo ocurrido, aunque excusó a la Policía al referir que la misión de la corporación es preservar la paz y tranquilidad, «no siendo este un hecho de mala fe y pensando en dañar la comunidad«.

El ayuntamiento informó que puso a disposición de la Fiscalía al policía involucrado «para que sea investigado y se agoten las diligencias necesarias para el esclarecimiento de este lamentable hecho».

En su cuenta de Twitter, la Fiscalía General de Oaxaca informó que abrió la carpeta de investigación 18130/FCUE ACATLÁN/2020 por el crimen. «La institución llevará a cabo una exhaustiva investigación para aclarar este hecho y fincar las responsabilidades que correspondan», señaló la dependencia.

Indignación 

El crimen de Alexander Martínez fue perpetrado en medio de una indignación nacional por la muerte de Giovanni López, un trabajador de la construcción que falleció bajo custodia policial, generando fuertes protestas en Guadalajara (estado de Jalisco) y Ciudad de México.

Con la etiqueta #JusticiaParaAlexander, la Red se llenó de mensajes de solidaridad para el joven, que soñaba con ser futbolista, como comentó su madre en el video.


«Toda la vida por delante y por «error» de un policía todo acaba. Fuerza para su familia«, escribió Donato Velázquez en su cuenta de Twitter.


«Él tenía un sueño y se lo arrebataron, ¿Cuál es el pretexto ahora para que le quitaran la vida?», tuiteó Nani, señalando los abusos de poder por parte de las autoridades.


La madre de Alexander ofreció un mensaje claro sobre la injusticia en el país latinoamericano, cuando señaló ante la comunidad: «Si esto me hicieron a mi con mi hijo, se lo pueden hacer a cualquiera de ustedes»

La usuaria Karinartt también advirtió sobre el riesgo que conlleva la normalización del abuso policial contra prácticamente cualquier ciudadano.

«Mañana podría ser mi hermano, mis amigos, mi primo, mi vecino; mañana podría ser yo«, tuiteó, junto con una petición de Change exigiendo justicia por el asesinato de Alexander.