Francisco Javier Elola Lekuona, el primer arquero mexicano en Europa

Expresa tu emoción

En la década de los 80, el guardameta de Tijuana logró convertirse en pionero en el viejo continente

Cuando se habla de arqueros mexicanos en Europa siempre se piensa en Ochoa y Raúl Gudiño como pioneros en esta posición, pero la realidad es que hubo alguien antes que ellos en el viejo continente: Javier Elola Lekuona.

Hijo de un pelotari vasco, Lekuona y su hermana llegaron al mundo en la ciudad de Tijuana. Los primeros años de la familia los pasaron en la frontera norte de México para poder regresar a España y hacer su vida en Euskadi, de donde era originaria de verdad la familia. Consiguieron poner rumbo al viejo continente y allí Javier se inscribió en las divisiones infantil y juvenil de la cantera de la Real Sociedad.

El guardameta tijuanense consiguió escalar posiciones en el club txuri-urdin, pero la fortuna no le acompañó. A principios de la década de los 80, la Real Sociedad vivió su época de mayor esplendor, en la que consiguieron 2 ligas (1980-81 y 1981-82), una supercopa de España (1982) y una Copa del Rey (1986/87). Estos éxitos fueron acompañados de una de las mejores generaciones del club vasco, donde resaltaba el nombre de Arconada en la portería como uno de los mejores de toda España.

Javier Elola no consiguió llegar al primer equipo y se marchó al Real Madrid Castilla, filial del Real Madrid, que militaba en 2º división. En la cantera del club merengue Javier coincidió con la que sería la Quinta del Buitre: Butragueño, Míchel, Manuel Sanchís, Martín Vazquez… Aquellos años en el Real Madrid Castilla, como ha contado varias veces el propio Javier Elola, fueron muy buenos, llegando a ganar en la temporada 1983/84 el título de liga de 2º división. Después de esa buena campaña la Quinta del Buitre ascendió al primer equipo, pero el Real Madrid fichó a Buyo para cubrir la portería, por lo que Javier Elola tuvo que abandonar el club ante la falta de posibilidades.

El arquero mexicano jugó toda su carrera en las divisiones inferiores del fútbol español, sin poder llegar a debutar en primera. RSD Alcalá (2ºB), Logroñés (2º), Cultural de Durango (2ºB), Sestao (2º) y Beasain (2ºB) fueron los clubes en los que Javier Elola dejó su huella futbolística, pero su destino pudo haber cambiado antes.

Durante unas vacaciones en México con su familia, un directivo de Puebla le ofreció quedarse y formar parte del equipo. Sin embargo, Javier decidió regresar a Europa para seguir probando fortuna, con la intención de tener la oportunidad de triunfar en el fútbol del viejo continente.

La carrera de Javier Elola terminó en la temporada 1995/96. El primer portero mexicano en la historia de Europa colgó los guantes sin mucha fortuna, pero con el recuerdo (y el reconocimiento) de haber sido pionero en el viejo continente

Facebook Comments

Redacción Tijuanense

Read Previous

Hillsborough y la mayor tragedia del fútbol británico

Read Next

Un apagón deja sin electricidad a 400.000 personas en el norte de México