Guerra de cifras durante la pandemia: ¿qué tan grave es la situación sanitaria de México en el contexto global?

Expresa tu emoción

La preocupación generada en la opinión pública, luego de que el país sobrepasara las 10.000 muertes por covid-19, provocó que el presidente López Obrador saliera a comparar cifras con otros países y matizar la situación actual

Por Actualidad RT

Ciudad de México.- El anuncio de que México superó los 10.000 muertos confirmados por covid-19 encendió la alarma entre algunos sectores de la población, y suscitó reacciones en medios y redes sociodigitales.

Aunque el caso mexicano ha llamado la atención en días recientes por el aumento de algunas de sus cifras —con una reapertura parcial del país, en el marco de la «nueva normalidad»— los hospitales no han colapsado como ha ocurrido en otros países.

¿Qué tan grave es el caso de México actualmente? Es una pregunta que algunos datos podrían ayudar a dimensionar mejor.

Las cifras oficiales

De acuerdo con el último reporte de la Secretaria de Salud, al 3 de junio, México registró un total de 11.729 fallecidos por covid-19 y un total de 101.238 casos confirmados.

De estos, 16.829 son casos activos que presentaron síntomas en los últimos 14 días. La gran mayoría de positivos en el país se concentran en el Valle de México, donde se ubica la capital mexicana y sus alrededores.

En este sentido, la Ciudad de México registra una tendencia a la alza en la tasa de incidencia de casos por covid-19, con 302 casos por cada 100.000 habitantes al 3 de junio.

Al mismo tiempo, el país registra una tendencia descendente en el número de casos y muertes confirmadas, desde que se alcanzó el pico de la epidemia en las dos primeras semanas de mayo.

Actualmente, México reporta una disponibilidad de camas de hospital de 56 % a nivel nacional, y de casi 20 % en el caso de la Ciudad de México, que registra el mayor número de contagios. Esto significa que, hasta el momento, los hospitales del país no han colapsado por la epidemia.

Mantener controlada la ocupación del sistema sanitario ha sido el principal objetivo de la estrategia mexicana, por lo que el Ejecutivo se ha empeñado en «aplanar la curva epidemiológica» para lograr una epidemia menos explosiva y más larga. Ese plan explica por qué hay una tendencia más lenta en el registro de muertes acumuladas, en comparación a los países europeos.

Aunque las cifras oficiales de muertes confirmadas han variado a diario —debido a que existe un rezago en algunas pruebas de laboratorio, que va actualizando los datos de días previos—, las autoridades de Salud advierten que eso no significa que la pandemia esté del todo controlada, pese a que hay signos favorables.

Según los datos actualizados al 3 de junio, México alcanzó el mayor número de muertes confirmadas por covid-19 entre el 17 y 18 de mayo, con cerca de 320 decesos al día. Para el 2 de junio, rondaba las 60 defunciones y un máximo de 120 casos sospechosos, lo que evidencia la tendencia decreciente, pese a la variación diaria de cifras.

Defunciones acumuladas por covid-19 en México al 3 de junio de 2020.Gobierno de México

Algo similar ocurre con el número de contagios confirmados, que hasta el momento ha mantenido una tendencia estable desde el pico del 14 al 17 de mayo, aproximadamente, de acuerdo con la información disponible al 3 de junio.

La data reciente señala que la tasa de aceleración de contagios en México es de 4 %, una cifra que contrasta con el 300 % que se registró el pasado 13 de marzo, cuando las autoridades mexicanas detectaron que el número de contagios se había triplicado, y decidieron decretar la cuarentena.

Las críticas

Las principales críticas hacia el Gobierno de México tienen que ver con los casos no documentados.

Aunque las autoridades de Salud han explicado que es imposible tener conocimiento exacto de cuántos casos y muertes ha habido por covid-19, una investigación de Mario Romero Zavala y Laurianne Despeghel, que fue publicada en la revista Nexos, señala que en la Ciudad de México se ha registrado un «exceso de mortalidad» en 2020, respecto a los años previos. Dicho excedente, verificado con la revisión de actas de defunción, estaría «muy por encima del número de fallecidos reportados» por covid-19, de manera oficial.

De ahí que algunos críticos consideren que la falta de pruebas para la detección de casos ha derivado un subregistro en las cifras, lo cual podría ser un factor para explicar cierta variabilidad de los modelos matemáticos usados por el Gobierno para atender la crisis.

Sin embargo, el estudio también tiene lagunas. Por ejemplo, no permite determinar con detalle si todo el excedente de muertes registrado tiene que ver exclusivamente con casos de covid-19, ya que otros factores como la saturación de los servicios de salud en algunos hospitales para la atención de otras enfermedades o incluso factores ajenos como la violencia, pudieron incidir en el incremento de muertes.

Pese a ello, este ha sido el principal argumento que han utilizado los críticos del Gobierno para cuestionar la veracidad de las cifras presentadas.

Interpretaciones y guerra política

El comportamiento de la epidemia provocó que el Gobierno mexicano decretara un periodo de «nueva normalidad», a partir del 1 de junio, debido a una tendencia decreciente en el número de casos de covid-19, aún cuando el total de contagios y muertes seguirá en alza.

La complejidad de las los datos ha ocasionado confusiones y malas interpretaciones entre usuarios de redes y comunicadores. Una situación que, aunada a las críticas de la oposición, ha generado dudas y temores en torno a las cifras oficiales.

Mientras tanto, el presidente Andrés Manuel López Obrador ha calificado de «alarmistas» a varios medios, que han manifestado posturas críticas respecto al manejo de la situación sanitaria.

«Seguramente generó preocupación en el país porque pasó de 500 fallecidos de un día a otro, a 1.000 fallecidos. Ayer, de acuerdo a esta información, fue el día con más fallecidos por la pandemia. Quiero informarle a todo el pueblo de México que esto ocurrió porque se hizo un ajuste en defunciones y hubo actualización», aseguró López Obrador en su conferencia del 4 de junio, de gira en Chiapas.

El mandatario hizo un llamado a no bajar la guardia frente a la epidemia, pero al mismo tiempo aclaró que, en proporción de muertos por covid-19 en relación con el tamaño de su población, México ocupa el lugar 18 a nivel global, con 92,9 defunciones por millón de habitantes.

De acuerdo con una tabla del Gobierno mexicano presentada por el mandatario, los países que ocupan los primeros lugares de muertes en relación al tamaño de su población son: Bélgica, con 832,2 muertos por millón; Reino Unido, con 539,4; España, con 580,6; e Italia con 554,8 muertos por millón. Estas naciones, asegura el mandatario, tienen una proporción de entre nueve y seis veces más fallecimientos que los que registra México actualmente.

Países como EE.UU. registran 324,5 muertes por millón de habitantes, mientras que Brasil contabiliza 148,9 y Alemania 103,3.


Por ello, el presidente señaló que si bien los casos ocurridos en otros países son lamentables, consideró necesario entender el contexto global para no generar pánico entre la población.

«Lo hago para que no nos alertemos, para que se conozca la realidad, para aclarar las cosas. Desde luego no se trata de relajar la disciplina, se trata de seguirnos cuidando, de seguir manteniendo la sana distancia, de no salir de la casa si no es para lo indispensable», apuntó. «Pero también, que no haya psicosis, que no haya miedo, que no haya temor, que al mismo tiempo también no hagamos caso al amarillismo», indicó López Obrador.

En este sentido, y como es habitual, arremetió contra medios de comunicación que han ubicado a México como uno de los países con más muertes registradas en un solo día, tal como ocurrió con una nota publicada por el periódico Reforma.

Una información que, en opinión de López Obrador, resulta «engañosa» y es sido utilizada por grupos opositores para el golpear políticamente al Gobierno.

Desde el inicio de la epidemia en México, funcionarios de la actual administración han salido a desmentir una serie de noticias falsas, que han contribuido a agudizar el ambiente de polarización en el país.

Al respecto, López Obrador resaltó los bulos que decían que su Gobierno impondría impuestos por tener mascotas, y otra publicación que causó revuelo en redes, donde se le acusaba de viajar en camionetas blindadas aún cuando la fotografía utilizada para difundir dicha versión, fue captada originalmente en la boda de un exgobernador del Estado de México.

 

 

Facebook Comments

Redacción Tijuanense

Read Previous

Esta es la irónica receta de López Obrador sobre qué hacer para no contraer el coronavirus

Read Next

Amplían horarios de atención en Poder Judicial