Hugo Sánchez y la Copa de la UEFA de 1986

Expresa tu emoción

El delantero del Real Madrid se convirtió en el primer jugador mexicano que conseguía levantar el trofeo europeo.

Hablar de Hugo Sánchez es referirse a uno de los mejores jugadores de la historia del fútbol, ya no solo europeo, sino también mundial. El delantero mexicano comenzó su carrera en Pumas a mediados de la década de 1970. Vistió la camiseta del conjunto mexicano durante 4 temporadas antes de probar fortuna en los San Diego Sockers, equipo de la NASL (antigua MLS). En Estados Unidos jugó dos años, aunque entre medias regresó a los Pumas.

En la liga mexicana disputó más de 200 partidos, anotando algo más de 100 goles, lo que sirvió para que desde Europa se lanzaran a por su fichaje. El Atlético de Madrid se impuso en la batalla por Hugo Sánchez y contrató al delantero mexicano en la temporada 1981-82. Vistió la camiseta rojiblanca durante 4 temporadas, en las que consiguió anotar 82 goles, además de lograr el trofeo de máximo goleador de la liga en su última temporada como colchonero.

Hugo Sánchez cambió de equipo en la campaña 1985-86, pero no de ciudad. El Real Madrid consiguió arrebatarle al Atlético de Madrid, equipo rival de la ciudad, a su delantero estrella, que vistió la camiseta del club vikingo durante 7 temporadas.

En su primer año como jugador del Real Madrid, Hugo Sánchez consiguió levantar el título de liga (conseguiría 4 consecutivos) y la Copa de la UEFA. Como se suele decir en España: “fue llegar y besar el santo”. Más allá del éxito Del Real Madrid en Europa, aquella Copa de la UEFA convirtió a Hugo Sánchez en el primer jugador mexicano en la historia que levantaba un título internacional europeo.

Desde el principio se vio que Hugo Sánchez no tendría dificultades para adaptarse a la competición. En la ronda de treintadosavos de final, en la que el Real Madrid se enfrentó al AEK de Atenas, el delantero mexicano anotó su primer gol en la victoria por 0-5 del partido de vuelta. En dieciseisavos esperaba el Chornomorets Odessa de Ucrania, al que Hugo Sánchez no consiguió anotar gol, pero el Real Madrid se clasificó para la ronda de octavos.

Frente al Borussia Mönchengladbach, Hugo Sánchez vio tarjeta amarilla en el partido de ida, en el que el Real Madrid cayó por 5-1 y Hugo Sánchez se perdería, por sanción, la vuelta en el Santiago Bernabéu. Aquel partido en Madrid (del que ya hablamos aquí) quedó grabado por siempre como una de las grandes remontadas de la historia del club blanco.

Volvería a marcar gol frente al Xamax suizo en los cuartos de final, pero uno de los goles más importantes lo transformaría frente al Inter de Milán, rival a batir en las semifinales.

En el partido de ida, disputado en el Giuseppe Meazza, el Inter venció por 3-1 y el Real Madrid volvería a encomendarse a la épica en la vuelta. En el Santiago Bernabéu, Hugo Sánchez se disfrazó de héroe. El mexicano anotó el 1-0 en el minuto 44 y, a falta de 15 minutos para el final, con el marcador reflejando un 2-1 y el Inter matemáticamente clasificado, Hugo Sánchez anotó de penal el tercero del Real, forzando la prórroga. Ya en el tiempo extra, Hugo se puso el traje de centrocampista y asistió en dos ocasiones a Santillana para cerrar el partido. 5-1, doblete de goles y de asistencias para el mexicano.

La final (a doble partido por entonces) fue más sencilla. El Real Madrid venció al Colonia por 5-1 (otro gol y asistencia para Hugo Sánchez), resultado que les otorgaba el título de campeones a pesar de caer derrotados por 2-0 en Alemania. Aquella fue la segunda Copa de la UEFA consecutiva para el Real Madrid, y la primera para un jugador mexicano en toda la historia del futbol europeo.

Facebook Comments

Redacción Tijuanense

Read Previous

Colegio Electoral reconoce oficialmente el triunfo de Joe Biden

Read Next

Suspenden actividades de Interjet ante crisis financiera