Lev Yashin: la araña negra

Expresa tu emoción

El guardameta soviético es considerado por muchos como el mejor portero de la historia del fútbol a pesar de no haber podido salir nunca de su país

En la historia futbolística moderna, otro debate común entre aficionados es el que habla del mejor portero de la historia. Para muchos es Iker Casillas, para otros Manuel Neuer, Gianluigi Buffon, Jorge Campos u Oliver Kahn. Sin embargo, hay un nombre que suele ser bastante mencionado en esas discusiones: Lev Yashin.

Lev Ivanov Yashin, conocido comúnmente como la araña negra disputó toda su carrera en el Dinamo de Moscú, que por aquel entonces disputada la liga soviética. Aunque en sus inicios Yashin fue portero de hockey sobre hielo, se le dio la oportunidad de sustituir al guardameta del equipo de la fábrica donde trabajaba con su padre, y en ese momento apareció la leyenda.

A pesar de su 1,90m de altura, demasiado para un portero de aquella época, el Dinamo de Moscú decidió hacerse con los servicios de Lev Yashin en 1947. Durante los 24 años que duró su carrera futbolística, Lev Yashin se consagró como uno de los grandes porteros de todos los tiempos, levantando hasta en 5 ocasiones el trofeo de liga de la URSS y tres Copas de la Unión Soviética.

Pero la leyenda de Lev Yashin no está en los títulos conseguidos con el Dinamo de Moscú. En 1963, la araña negra se convirtió en el primer (y único hasta la fecha) portero de la historia del fútbol que era galardonado por la revista France Football con el prestigioso Balón de Oro.

Con la selección nacional de la URSS, Yashin consiguió dos de los títulos más importantes a nivel internacional. En 1956 fue el portero titular del combinado soviético que consiguió la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Australia al ganar por 1-0 a Yugoslavia. En aquella época el dominio de los países del Este en el fútbol de selecciones era abrumador y en 1960 la Unión Soviética y Yugoslavia volvieron a verse las caras en una final. Francia acogía la primera edición de la Eurocopa, que terminó levantando la URSS de Lev Yashin, Yugoslavia fue subcampeona y Checoslovaquia venció a lo anfitriones por el tercer puesto.

En 1964 la URSS volvió a disputar una nueva final de la Eurocopa, esta vez frente a España, anfitriona ese año del torneo. No pudieron revalidar el título y el combinado español logró su primer título internacional en el Santiago Bernabéu. Con su selección, Lev Yashin disputó además los mundiales de Suecia 1958, Chile 1962, Inglaterra 1966 y México 1970.

La leyenda de Yashin en el Dinamo se fue agrandando con los años. En el equipo moscovita, la araña negra consiguió dejar su portería imbatida en 270 de los 326 partidos que disputó, es decir, en 8 de cada 10 encuentros no recibía ni un solo gol. Otra de las grandes estadísticas del guardameta soviético residía en los penaltis, pues atajó más de 150 a lo largo de toda su carrera. En una ocasión, Yashin llegó a pronunciar una frase sobre ello: “La sensación de ver a Yuri Gagarin en el espacio es solo superada por el disfrute de parar un penalti”.

Tras su retiro, Yashin fue elegido mejor portero del S.XX y se convirtió en un símbolo del estado comunista. En su país, Lev Yashin fue nombrado coronel del Ejército Soviético, uno de los más altos galardones institucionales, y también fue nombrado miembro del Comité del Estado del Deporte de la URSS.

Facebook Comments

Redacción Tijuanense

Read Previous

Oficialmente, cierran la cárcel de las Islas Marías

Read Next

Elon Musk es ahora la persona más rica en el mundo