Ingresa el texto que deseas buscar...

Limpiarán el río Tijuana con lo que pagan los deudores de agua

Limpiarán el río Tijuana con lo que pagan los deudores de agua

Al gobierno del estado le costará 90 millones de pesos limpiar la canalización

Tijuana.- Con el dinero que cobró a los empresarios que debían el agua se limpiará la canalización del Río Tijuana y el Arroyo Alamar, anunció el gobernador de Baja California, Jaime Bonilla Valdez.

«En breve, el Gobierno de Baja California a través de la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tijuana y en colaboración con la CONAGUA, iniciará los trabajos de limpieza y remoción de sedimentos de la canalización del Río Tijuana y del Arroyo Alamar que se encuentran azolvados y sin mantenimiento desde 2013», señala un comunicado.

Con un presupuesto de 90 millones de pesos se planea quitar la arena y vegetación de un tramo de 10 kilómetros para ser llevado a un sitio que cumpla con la norma oficial; tardarán mes y medio en ese trabajo.

Una de las primeras instrucciones de Bonilla Valdez es sanear los escurrimientos pluviales que arrastran los cauces del río y el arroyo hasta la costa del sur de California, en Imperial Beach.

Aseguró que su compromiso como titular del Poder Ejecutivo fue «acabar con la contaminación de las playas causada por las descargas irregulares de empresas en colectores pluviales, pero también una gran cantidad de tierra, vegetación y basura, acumulada en ambas vertientes».

El trabajo quedó a cargo del secretario de Manejo, Saneamiento y Protección del Agua, Salomón Faz Apodaca.

Entre los beneficios de esas acciones radica en el mantenimiento de ambos cauces del canal, que el espacio federal ya no sea un área de refugio para delincuentes, prepararse para lluvias atípicas, eliminar el riesgo de infecciones y abatir la contaminación visual y los malos olores que se expiden.

Se invertirán también nueve bombas para el Acueducto Río Colorado-Tijuana, por un valor de 100 millones de pesos, ya que las actuales tienen hasta cuatro décadas de funcionamiento y presentan «precarias condiciones materiales, mecánicas y eléctricas», que según el gobierno arriesgan el suministro de agua para la zona costa.

Redacción El Tijuanense / Daniel Rodríguez