Ingresa el texto que deseas buscar...

López Obrador plantea la posibilidad de impulsar una nueva reforma energética en su tercer año de mandato

López Obrador plantea la posibilidad de impulsar una nueva reforma energética en su tercer año de mandato El presidente mexicano hizo la propuesta en medio de un escándalo de corrupción al interior de Pemex, durante la gestión de Emilio Lozoya Por Actualidad RT Ciudad de México.- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, adelantó que estudia la posibilidad de impulsar una reforma energética en su tercer año de mandato, "para dejar amarrados los cambios, para que no se dé marcha atrás". "No descartamos la posibilidad de que enviemos una iniciativa de reforma constitucional, lo haríamos hasta el tercer año", dijo López Obrador en su conferencia matutina de este miércoles 29 de julio. Al ser cuestionado sobre la primera audiencia del exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, quien está involucrado en un caso de corrupción que, entre otras cosas, implica el presunto pago de sobornos a legisladores para aprobar la reforma energética de 2014, el mandatario reconoció que podría mandar una iniciativa de ley para realizar cambios y fortalecer a las empresas estatales de energía. "Si se requiere una modificación a la ley para devolverle a Pemex y a la Comisión Federal de Electricidad su función de empresas estratégicas para el desarrollo de México, y el predominio de la nación sobre los recursos naturales, entonces veríamos si presentamos una iniciativa de reforma constitucional, pero hasta ahora no lo estamos contemplando", dijo. "Sería regresar a lo que había" Aunque López Obrador reconoció que, hasta ahora, el actual marco jurídico le ha permitido "rescatar" a Pemex y la CFE, no descartó realizar ajustes legales antes de un probable proceso de revocación de mandato, al que podría someterse a mitad de su administración. Un asunto que podría ser interpretado como una contrarreforma energética a la impulsada por su antecesor, el expresidente Enrique Peña Nieto. "Sería regresar a lo que había, con ajustes, con la nueva circunstancia: al dominio de la nación sobre los recursos naturales", explicó. Esta es la primera vez que López Obrador desliza la posibilidad de hacer cambios legales al marco jurídico en materia de energía, luego de que la reforma de Peña Nieto abrió el sector petrolero y eléctrico a la inversión privada. Previo de asumir la presidencia, López Obrador calificó a la reforma energética de Peña, respaldada por las cúpulas empresariales, como un intento de privatizar el sector energético. La víspera, el exdirector de Pemex Emilio Lozoya, quien fue extraditado a México desde España, realizó su primera comparecencia ante un juez y se comprometió a denunciar los hechos irregulares presuntamente cometidos durante su gestión, "señalando claramente a las personas responsables".

El presidente mexicano hizo la propuesta en medio de un escándalo de corrupción al interior de Pemex, durante la gestión de Emilio Lozoya

Por Actualidad RT

Ciudad de México.- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, adelantó que estudia la posibilidad de impulsar una reforma energética en su tercer año de mandato, «para dejar amarrados los cambios, para que no se dé marcha atrás».

«No descartamos la posibilidad de que enviemos una iniciativa de reforma constitucional, lo haríamos hasta el tercer año«, dijo López Obrador en su conferencia matutina de este miércoles 29 de julio.

Al ser cuestionado sobre la primera audiencia del exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, quien está involucrado en un caso de corrupción que, entre otras cosas, implica el presunto pago de sobornos a legisladores para aprobar la reforma energética de 2014, el mandatario reconoció que podría mandar una iniciativa de ley para realizar cambios y fortalecer a las empresas estatales de energía.

«Si se requiere una modificación a la ley para devolverle a Pemex y a la Comisión Federal de Electricidad su función de empresas estratégicas para el desarrollo de México, y el predominio de la nación sobre los recursos naturales, entonces veríamos si presentamos una iniciativa de reforma constitucional, pero hasta ahora no lo estamos contemplando«, dijo.

«Sería regresar a lo que había»

Aunque López Obrador reconoció que, hasta ahora, el actual marco jurídico le ha permitido «rescatar» a Pemex y la CFE, no descartó realizar ajustes legales antes de un probable proceso de revocación de mandato, al que podría someterse a mitad de su administración. Un asunto que podría ser interpretado como una contrarreforma energética a la impulsada por su antecesor, el expresidente Enrique Peña Nieto.

«Sería regresar a lo que había, con ajustes, con la nueva circunstancia: al dominio de la nación sobre los recursos naturales», explicó.

Esta es la primera vez que López Obrador desliza la posibilidad de hacer cambios legales al marco jurídico en materia de energía, luego de que la reforma de Peña Nieto abrió el sector petrolero y eléctrico a la inversión privada.

Previo de asumir la presidencia, López Obrador calificó a la reforma energética de Peña, respaldada por las cúpulas empresariales, como un intento de privatizar el sector energético.

La víspera, el exdirector de Pemex Emilio Lozoya, quien fue extraditado a México desde España, realizó su primera comparecencia ante un juez y se comprometió a denunciar los hechos irregulares presuntamente cometidos durante su gestión, «señalando claramente a las personas responsables».