Por: Josué Olvera Pimentel | @AJosueOl

Amigos, ¡muy buen día!, espero que a todos les esté yendo de maravilla, aprovecharé este espacio para expresar situaciones en torno al periodismo que hacen un poco más difícil esta profesión.

He de resaltar, que no soy la persona más experimentada en esta linda y difícil profesión, pero he aprendido mucho sobre la situación actual que vive el periodismo, que hace difícil que podamos hacer mejor nuestra labor.

Tomando como ejemplo este medio donde laboro, muchas veces somos señalados de “comprados” por la forma en que manejamos la información, pero, debemos de recordar, que no podemos irnos con la primera versión que se nos da, sino ahondar en detalles e investigar más sobre los hechos.

Tenemos el ejemplo de las notas policiacas, a nosotros como medios, nos piden que tapemos los rostros de los presuntos responsables, o que no demos a conocer sus nombres, porque esto puede entorpecer las investigaciones y por ello, es que vemos que muchos individuos que fueron detenidos con armas o drogas salen libres a las semanas.

Ahí entran los lectores, que solamente señalan al medio, por no dar a conocer la cara o el nombre de la persona. Nosotros como periodistas, muchas veces también nos arde el alma, al ver a un acusado de violación de su propia hija, o al asesino de su hijastro, pero ¿cómo me vería mentándole la madre en una nota periodística? Nada bien creo yo.

Ahí entra uno de los retos más difíciles que tenemos, separar lo que sentimos como personas y nuestra labor periodística, pues es tan difícil ver como niños sufren quemaduras, sufren violencia e incluso muertes y no poderte explayar, más que en una columna y si tienes la oportunidad de escribir una.

Construir credibilidad es tan difícil, y más en una sociedad (que me enorgullece decirle) más despierta, más pensante, una sociedad que cuestiona todo, eso nos hace (o mínimo a mí sí) ir mejorando diariamente, prepararnos más, pues competimos directamente con portales “patito”.

Es que para uno es tan frustrante, publicar una investigación que te llevo horas, a veces días, realizarla y ver que no tiene el éxito esperado, pero compararlo con una “nota” sobre la tercera guerra mundial, totalmente ficticia y ver que en Facebook, tiene miles de compartidas o peor aún, ver esas notas de “NO VAS A CREER LO QUE PASÓ” y ver como la “estupidez” es viral.

Estamos llenos de retos, que día con día tenemos que vencer, es muy motivante ver a quienes diariamente nos leen, que confían en nosotros, aunque también es un tanto irónico, ver a esos lectores, que al ver un título sacan sus conclusiones y no dan la oportunidad a la nota.

El periodismo está en crisis, ya no solo se tiene que lidiar con el crimen organizado, con los funcionarios públicos que tapan la verdad, ahora también se batalla con las noticias “fake” esas que nuestras tías se creen y las andan compartiendo por todos lados, hagamos conciencia amigos y consumamos el verdadero periodismo, ese que puede ayudar a cambiar una situación difícil.

Comentarios

Comentarios

LEAVE A REPLY