Cuando Maradona casi tocó el cielo por segunda vez

Expresa tu emoción

Cuatro años después del Mundial de México 86’, Maradona volvió a guiar a Argentina a una nueva final de la Copa del Mundo, pero el desenlace fue distinto

Italia, 1990. Las selecciones de Alemania Federal y Argentina saltan al terreno de juego del Estadio Olímpico de Roma. Todos los focos apuntan a un hombre, Diego Armando Maradona. Venía de hacer historia con su selección en el Mundial de México 86′, en el que se consideró su actuación como la «mejor individual en los mundiales».

4 años antes, en el Mundial de México 86’, Alemania y Argentina ya se vieron las caras en la gran final del torneo, donde el cuadro albiceleste se coronó campeón del Mundo. La afición y los jugadores alemanes tenían sed de venganza, mientras que los argentinos buscaban consagrarse de nuevo campeones frente a la selección teutona.

En la semifinal, Argentina se enfrentó a los anfitriones. Tras empatar el gol inicial de Schillaci y eliminar a Italia en los penaltis, Argentina llegó, 4 años después de levantar el título, a una nueva final.

Delante tenían a la selección de Alemania. Un bloque a las ordenes de Franz Beckenbauer y en el que destacaban nombres como Völler, Klinsmann y Lothar Matthäus, el capitán. Aquella Copa del Mundo fue la última que disputaría Alemania como territorio dividido (Alemania Federal y Alemania Democrática), lo que daba un tono político a aquel enfrentamiento. El último baile de Alemania Federal.

El conjunto germano venía, al igual que Argentina, de vencer a su rival en la tanda de penaltis. En las semifinales se enfrentaron a la última gran generación de futbolistas ingleses, donde destacaban nombres como Gascoigne o Lineker. Tras el gol inicial de Brehme en 60′, Lineker consiguió empatar el encuentro 20 minutos después. Sin embargo, esto no sirvió a Inglaterra para llevarse el partido. Tras dos penaltis errados por parte de los ingleses, Alemania se llevó la victoria.

Todo estaba preparado para la gran cita mundialista. Maradona podía consagrarse de nuevo como héroe nacional levantando su segundo campeonato del mundo. Por otro lado, Beckenbauer podría alzar su primer Mundial como entrenador, tras conquistar la Copa del Mundo de 1974 como jugador del cuadro nacional alemán.

Los jugadores saltaron al terreno de juego y la hinchada italiana, olvidando por un momento la gloria que Maradona había dado al Nápoles, se dedicó a silbar el himno nacional argentino, dejando una imagen para la posteridad de Maradona insultando a la afición italiana.

En una final marcada por la polémica arbitral Maradona no pudo vestirse otra vez de héroe para dar a su país la tercera estrella. No consiguió dar con la tecla y fue neutralizado por la zaga alemana.

Se acercaba el final del partido y el marcador seguía señalando el 0-0 inicial, pero aún faltaba un protagonista estelar: el árbitro. En el minuto 85, el colegiado señaló penalti a favor de Alemania y Brehme anotó el 1-0 definitivo. Argentina no fue capaz de reaccionar en el poco tiempo que quedaba de partido Alemania se proclamó Campeona del Mundo

El Mundial de 1990 fue considerado por muchos como uno de los peores de la historia del fútbol, tanto por su carácter defensivo como por la polémica que suscitó la actuación del árbitro durante la final.

Aquella fue la última gran actuación de Maradona en un Mundial. Diego ha reconocido en numerosas entrevistas que se sintió más preparado como futbolista en Italia 1990 que en México 1986, y por su cabeza solo pasaba llevar a Argentina a la gloria una vez más.

Facebook Comments

Redacción Tijuanense

Read Previous

Nuevo refrigerador LG se abre mediante comando de voz

Read Next

Calendario de fenómenos astronómicos en 2021