Más tensión entre alcalde y gobernador

Expresa tu emoción

Por Daniel Rodríguez Gastélum

¿Qué es lo que podría suceder en la contienda interna de Morena?

Los fuertes señalamientos que el gobernador de Baja California, Jaime Bonilla Valdez, le ha hecho al todavía alcalde de Tijuana, Arturo González Cruz, pueden fácilmente relacionarse con la contienda interna de Morena para determinar quién será el próximo candidato a gobernador, pero hay más cosas por decir. 

En los últimos días, en las transmisiones diarias del gobernador se ha hecho referencia al asesinato del personaje de redes sociales, Mariano Soto Cortez, quien en audios revelados acusa a González Cruz y a su secretario de Seguridad, Jorge Ayón Monsalve, de pretender matarlo, pocos días antes de que realmente fuera asesinado el domingo pasado.

Como resulta lógico por su rivalidad política (a pesar de haber llegado al cargo por el mismo partido), Jaime Bonilla no ha perdido oportunidad para señalar lo grave de las acusaciones contra Arturo González y uno de sus más cercanos.

La guerra política se desató y el presidente municipal no solo negó las acusaciones, sino que anunció que pedirá licencia para buscar ser gobernador, basando su discurso en el conflicto con Bonilla, defendiéndose de él y acusándolo vehementemente de ser el responsable de la inseguridad del estado.

Pero, ¿qué es lo que sabemos alrededor de todo esto? Mariano fue un personaje polémico que informaba en redes sociales a menudo con información falsa o imprecisa, o que, tal y como se comprobó, extorsionaba personas usando su página de Facebook.

Eso le valió acusaciones con fundamento de amplios sectores, incluyendo el de los periodistas organizados de Tijuana, pero él continuó con su polémica forma de hacer las cosas, hasta caer en prisión más de una vez.

Sin embargo, en los audios previos a su muerte acusa al alcalde y al secretario de querer su muerte luego de que este publicara en su página de Facebook una supuesta información de un decomiso de 600 kilogramos de cocaína robado por policías municipales para financiar la campaña de González Cruz.

Se trata del mismo decomiso que posteriormente mencionara el entonces subsecretario de Gobernación, Ricardo Peralta, a González Cruz, y que marcó el inicio de la guerra entre el gobernador y el alcalde, ya que a partir de esa acusación, el alcalde señaló y señala que se pretenden coartar sus derechos políticos. 

Si bien nada puede comprobarse, los hechos narrados (específicamente en este caso) por Soto Cortez, mantienen cierta lógica evidente y por ello merecen ser esclarecidos del todo en la Fiscalía General de la República, para descartar o confirmar que sean ciertos.

En fin, volviendo a la política, puede decirse que de estos dos grandes frentes políticos se decidirá el proceso interno morenista, y el hecho de que González Cruz tenga más meses de ventaja en hacer proselitismo puede traerle ciertas ventajas, pero también ciertos riesgos.

Veamos qué sucede, porque el ex candidato del PRI a la gubernatura del estado, Enrique Acosta Fregoso, opinó que si la oposición no arma una verdadera alianza a pesar de sus diferencias, Morena arrasará tal y como hizo en las elecciones de 2018 y 2019. 

Facebook Comments

Redacción Tijuanense

Read Previous

Decomisan 126 mil dólares en «El Chaparral»

Read Next

Una académica ‘corrige’ al subsecretario de Salud de México con los mismos datos que había dado el funcionario y la red estalla