Ingresa el texto que deseas buscar...

No habrá impunidad por muerte de Giovanni, promete gobernador

No habrá impunidad por muerte de Giovanni, promete gobernador

Sin embargo, las manifestaciones de este jueves en Guadalajara tuvieron otros intereses provenientes de la Ciudad de México, afirmó el gobernador

Jalisco.- El gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, afirmó en un mensaje a través de su cuenta de Twitter que no habrá impunidad por la muerte de Giovanni López ocurrida el 4 de mayo en el municipio de Ixtlahuacán de los Membrillos, a mano de policías municipales.

«Esta no será una historia más de impunidad, nosotros compartimos la indignación de lo que sucedió en Ixtlahuacán de los Membrillos, compartimos de la molestia por la actuación estos policías que han usado de forma indebida la fuerza pública», dijo.

Reiteró que se trató de agentes municipales y que la policía estatal no tuvo que ver en el asesinato del joven, que no fue detenido por no usar cubre bocas, como se especuló.

«Me he comprometido, y yo se cumplir mi palabra, a que los responsables de estos hechos pagarán por ello, que va a aplicarse todo el peso de la ley, en las próximas horas habrá noticias al respecto», sentenció.

Sobre los disturbios en que un grupo de manifestantes destruyeron mobiliario y atacaron el Palacio de Gobierno localizado en Guadalajara, Alfaro Ramírez consideró que se trató de infiltrados que «pervirtieron una manifestación legítima» de justicia por la muerte del joven.

Acusó a funcionarios de la capital del país de orquestar los actos vandálicos a la sede del gobierno:

«Estos hechos ponen en evidencia que detrás de todo lo que está sucediendo en este caso en Jalisco hay intereses muy precisos y muy puntuales construidos desde la Ciudad de México, desde los sótanos del poder que lo que buscan es dañar a Jalisco, no a su gobierno necesariamente, dañar a nuestro estado, lastimar a nuestro estado en un momento difícil como el que estamos viviendo enmedio de una emergencia sanitaria», aseveró catégoricamente.

Un grupo de personas no solo destruyeron las puertas y parte de la fachada del edificio gubernamental, sino que realizaron destrozos en la vía pública e incendiaron tres unidades de la policía estatal.

Hubo un momento en que un policía fue envuelto en la llamadas encendidas por uno de los supuestos manifestantes.

«Hoy los que atacaron Palacio de Gobierno, destruyendo el patrimonio que es de todos los jaliscienses, hoy los que incendiaron patrulla de manera irresponsable, hoy los que incluso se atrevieron a prenderle fuego a un policía, fueron gente que buscaba otra cosa, buscaban provocar al gobierno y quiero decirles que no lo lograron», agregó Alfaro Ramírez.

El gobernador declaró en su mensaje que además se puso en grave riesgo a las alrededor de 80 personas que había en ese momento trabajando al interior del edificio, en su mayoría mujeres.

Hace unos minutos, publicó el reporte final: 27 detenidos (dos mujeres y 25 hombres), entre los cuales había menores de edad; sobre esas personas prometió también que no habrá impunidad, especialmente con las personas que encendió a un policía en llamas.