Pavard arruina el sueño de México

Expresa tu emoción

Un gol del futbolista francés tiró por los aires las esperanzas de Tigres de proclamarse campeones del Mundo

Después de pasar a la historia como el primer equipo mexicano en toda la historia que se clasificaba para la final del Mundial de Clubes, el Bayern de Múnich ha volatilizado las esperanzas de Tigres de sorprender al mundo. Sobre el papel era evidente que, a priori, el conjunto mexicano salía en inferioridad frente al reciente campeón de la Champions League, pero eso no ha atemorizado a Tigres.

Si hay algo que no se le puede reprochar al club mexicano es la falta de competitividad. Ante un Bayern de Múnich plagado de estrellas mundiales, aunque no ha podido contar con Thomas Müller, Tigres golpeó primero después de que Gignac consiguiera rematar un centro con la cabeza que no consiguió encontrar portería. El delantero francés (que prácticamente parece nacido en México), no ha tenido su tarde, y es que, aunque no ha parado de intentarlo, no ha estado demasiado acertado a la hora de generar peligro.

Tigres salió valiente, intentando manejar el balón al comienzo del partido, pero poco a poco la máquina de Hans-Dieter Flick se fue engrasando hasta hacerse con el control casi total del esférico, y a partir de ahí el encuentro se puso cuesta arriba para Tigres. El Bayern golpeó primero gracias a un gol de Kimmich que fue anulado por el VAR. Los alemanes dieron el primer susto en el minuto 18, pero la fortuna sonrió del lado de Tigres.

Los auriazules lograron llegar al descanso con el empate en el marcador, y eso les dio esperanzas, pero no así el Bayern de Múnich. El conjunto bávaro salió al terreno de juego con las marchas aceleradas y se notaron algunos destellos de ese gen dominador con el que sorprendieron en la Champions League 19/20.

A pesar de la superioridad del Bayern, Tigres aguantaba de manera heroica las embestidas, esperando su oportunidad de sorprender al contragolpe a los alemanes. Pero la suerte no siempre cae del lado que uno desea y en el minuto 69 Pavard logró ver puerta y anotar, con posterior revisión del VAR, el primer y único tanto del partido. Las esperanzas que el VAR había dado a Tigres en el gol de Kimmich se esfumaron esta vez.

El Bayern aguantó el 1-0 el resto del encuentro sin dejar apenas opciones a Tigres de igualar el encuentro. El árbitro pitó el final, los alemanes eran campeones del Mundo (y segundo equipo de la historia en lograr el sextete) y el sueño de México de ver a uno de sus equipos como reyes del Mundo terminó por esfumarse.

Facebook Comments

Redacción Tijuanense

Read Previous

México advierte sobre idea falsa de puertas abiertas a EEUU

Read Next

Biden firma una orden ejecutiva que pone fin a la emergencia nacional en la frontera con México