28.6 C
Tijuana
lunes, agosto 15, 2022

Perro tocaba la puerta de la casa de su familia sin saber que fue abandonado

Lo más leido

El perro esperó durante semanas en la puerta de su casa a que alguien le abriera

No todas las personas tienen claro que un perro es una responsabilidad y compromiso continuo y que debe ser tratado como un miembro más de la familia. Por desgracia, miles de animales son abandonados cada día por sus dueños. 

Cupido es uno de ellos. Su familia tuvo que mudarse a otra casa y en lugar de llevarlo con ellos, decidieron abandonarlo a su suerte. Sin embargo, y tal y como harían otras mascotas, él decidió esperarlos durante semanas en el mismo lugar hasta que volvieran a por él. El pobre animal esperaba en la puerta de su hogar esperando que alguien la abriera para poder entrar. 

Esto sucedió en Harrisburg, Pensilvania (Estados Unidos). Algunos vecinos piensan que la familia no tenía problemas de dinero y no había ninguna razón aparente para abandonar a Cupido. A pesar de tener un físico imponente, el carácter de este perro es muy afable y su comportamiento es muy bueno.

Durante semanas, Cupido tuvo que buscarse la vida para alimentarse, buscando en la basura de los vecinos. Finalmente, los vecinos decidieron llamar al centro de rescate animal Speranza Animal Rescue. Ante escuchar la historia y observar las fotografías de Cupido, la fundación de cuidado animal decidió actuar en consecuencia. “Todo lo que me dijeron fue que sus dueños se mudaron y lo dejaron atrás. Le pregunté a muchas otras personas si sabían algo sobre el perro y simplemente dijeron: ‘Se mudaron’”.

El perro tocaba la puerta esperando que le abrieran

Janine Guido, fundadora del organismo protector de animales, no podía creer lo que estaban viendo sus ojos. El perro no dejaba de tocar la puerta, esperando sin resultados que le abrieran. La historia de Cupido se hizo viral en las redes sociales, hasta el punto de sensibilizar a los usuarios.

En todo este tiempo, Cupido no respondía a las atenciones de Guido. Aunque Janine le daba comida y le hablaba, el perro no dejaba de mirar para la puerta cerrada, hasta que llegó un día en el que probablemente aceptó que nadie volvería a por él.

Janine se arrodilló y le dijo a Cupido que ella quería ayudarlo y que solo debía confiar en ella. Después de unos minutos el perro decidió sentarse al frente de la mujer y se dejó poner la correa. En ese momento fue transportado en el coche personal de Guido hasta el centro local del organismo protector y se le hicieron exámenes físicos para determinar su estado de salud.

Cupido en el refugio de animalesCupido en el refugio de animales

Cupido en el refugio de animales

Hoy en día, Cupido tiene una segunda oportunidad de vida. Además, mientras espera una nueva adopción, comparte su espacio con otros animales rescatados por el centro. Una historia con un final feliz en medio de la amarga existencia actual.

Cupido feliz esperando una segunda oportunidadCupido feliz esperando una segunda oportunidad

Información Diario Sevilla

Facebook Comments
- Advertisement -spot_img

Ultimos articulos