Reflexiones, tendencias y algo más

Por: Carlos Azpe


El banco de México en la semana pasada sube de nuevo un cuarto de punto porcentual las tasas de interés, quedando a niveles de 6.5%. Los optimistas lo reflejan como vaso medio lleno al decir que es el porcentaje menor de los cinco incrementos que va desde Septiembre pasado
.

Y los que ven el vaso medio vacío lo leen como un incremento consistente en las tasas de interés en el año que desea controlar la inflación y que afecta el pronóstico de crecimiento para cierre el año el cual se ajusta a 2.3% y produce una desaceleración.

Los argumentos que están ayudando al peso a recuperar su terreno sobre niveles por debajo de los 19 pesos son variados, pero todos presionando en la misma dirección. Veamos: Primero, el precio del petróleo que cierra la semana a niveles de 53 dólares por barril.

Otro argumento es el de un remanente del banco de México al revaluarse las reservas y que es entregado al gobierno federal etiquetado a reducir el déficit público, que por cierto compensa el mismo incremento en el costo financiero por incremento en el pago por el costo financiero a los que compran bonos.

El otro efecto que afecta el vaivén en el tipo de cambio es el mismo que ocasionó su incremento, la efectividad mediática del Presidente Trump en sus amenazas contra México, que en la misma medida resulta a favor o en contra de la moneda y que por ahora en la semana se ve debilitada en al no pasar el Trump care y mandar señales de que el TLC no será una gran sacudida al comercio y no ha logrado afectar los planes de inversión a las empresas multinacionales dentro del país.

El tipo de cambio al ser un parámetro significativo con Trump en la ecuación de causa y efecto, afectara de manera contra cíclica a la moneda, no es una buena señal al mercado. Es un juego que por ahora son buenas noticias pero habrá otros escenarios que Trump gane y no quisiéramos que se trasminara a la moneda al tiempo.

Los gases de efecto invernadero

Las nuevas declaraciones sobre el apoyo al uso de carbón y otros gases en los cuales ya se habían logrado éxitos ecológicos, se revierten con nuevas medidas de parte del gobierno. Esto tiene su efecto sobre la industria en el vecino país.

Se tenía planeado que los automóviles tuvieran motores más chicos así como lograr rendimientos de ahorros sustanciales de gasolina y con menos emisión de gases dejara por lo pronto de ser una prioridad para la industria automotriz, con lo que libera inversiones en investigación y desarrollo que ya se estaban realizando para los siguientes años, volverán los autos de motores grandes.

Aunque son cambios que por lo absurdo de toda lógica no podrán permear como insight o creencias de aceptación socialmente aceptadas, sino que deberán quedar como “paradigmasTrump” que serán revertidos en cuanto las condiciones políticas o económicas se den.

Por ejemplo no paso con “el Obamacare” el cual efectivamente si mostró un verdadero insghit social. La prueba es que no se pudo eliminar por parte del congreso de mayoría de su propio partido el republicano porque la gente realmente hizo suyo el concepto.

Inteligencia artificial en automóviles

Si bien se han logrado grandes avances en las tendencias en inteligencia artificial conectando las sensaciones y la voluntad con circuitos electrónicos para movimiento de objetos como brazos y prótesis, ahora es la industria automotriz la que esta logrando mediante algoritmos interpretar e identificar el estado de ánimo de los conductores. Esto permitirá elegir alguna ruta basado en el nivel de estrés de quien está al frente del volante, la plataforma podrá sugerir opciones multimedia para el sistema de entretenimiento en el interior del vehículo. Son cambios que Honda y Toyota lo piensan realizar a cinco años.

La importancia de ser amigable

La tecnología en Smartphone, computadoras digitales de automóviles de robots industriales de apps se está utilizando un elemento humanoide para poder comunicar la forma de funcionar y operar la tecnología. Así tenemos a Siri, Alexa, Yui y más que son nombres para hacer más amigable la tecnología.

De acuerdo a la experiencia en cuanto a la absorción del mercado de las innovaciones se ha visto que por muy funcionales que sean las nuevas tecnologías, si el mercado de usuarios no logra empatizar con el producto difícilmente tendrá a posicionarse en el gusto de los usuarios. Es por ello que este dummy humanoide resulta mercado lógicamente vital para el éxito del producto cosa que para Steve Jobs resultaba vital.

Lo vemos en nuestras marcas de cualquier tipo, nosotros mismos en nuestra empresa no basta un buen logo y slogan sino que debe existir un elemento amigable que lo haga más amable, por ejemplo la comunicación en Whatsapp en las que no captamos el humor y el sentido de una frase porque no se proyectan los sentimientos en las palabras negociar por medio de textos puede resultar en un fracaso.

Es por ello que la frase “jajaja” ya es casi como un elemento indispensable en los textos de comunicación por smartphone para indicar que lo que se dice es de manera amable, así también en la comunicación de branding fuera de redes no se cuenta con ese elemento, de ahí la importancia de establecer este grafico en nuestros negocio para indicar amabilidad en nuestras marcas.

Vayamos más allá de un “jajajaja” en nuestra comunicación verbal con nuestra familia y demostremos con real afecto nuestro cariño y afecto no lo dejemos en un simple emoji, tenga una excelente semana.

El autor es director de Simsa Marketing con maestría en el ITAM

Comentarios

Comentarios