Stanley Matthews, el primer Balón de Oro de la historia

Expresa tu emoción

El futbolista inglés recibió en 1956 el galardón en su edición inaugural

Messi, Cristiano Ronaldo, Lothar Matthäus, George Best o Ronaldinho. Todos ellos, además de ser considerados como algunos de los mejores futbolistas de la historia, tienen algo en común: han ganado el Balón de Oro. Aunque en 2020 el galardón no se entregó a causa de la pandemia de coronavirus, lo cierto es que se trata de una de las ceremonias más esperadas de la temporada por los aficionados al fútbol.

¿Cómo surge esta idea? Y lo más importante, ¿quién ganó el Balón de Oro por primera vez? Pues bien, para conocer el origen de este trofeo hay que viajar a los años 40 en Francia. Gabriel Hanot, periodista de la revista France Football, tuvo la iniciativa de entregar un premio al que se considerase el mejor futbolista del momento. Por cierto, Hanot también impulsaría la creación de la Copa de Europa, por lo que es uno de los personajes más importantes de la historia del fútbol.

Se decidió que un jurado compuesto por 16 periodistas sería quien eligiese al vencedor. El primer futbolista elegido por cada uno de estos periodistas recibía 5 puntos, el segundo 4, el tercero 3… Se decidió también que solo existiera un único trofeo, que sería entregado al ganador, aunque ya se empezaba a hablar del segundo y tercer clasificado como “Balón de Plata” y “Balón de Bronce”.

Con todo ya organizado dio comienzo la primera edición de la entrega del Balón de Oro en 1956. El Real Madrid había ganado la primera Copa de Europa comandado por Alfredo Di Stéfano, una de las grandes figuras del momento y que parecía ser el indicado para llevarse el primer Balón de Oro de la historia. Pero no fue así. El 18 de diciembre se dio a conocer los resultados de la votación y saltó la sorpresa: Stanley Matthews sería el primer ganador del premio. Con 47 puntos el futbolista inglés superó los 44 de Di Stéfano y los 33 de Raymond Kopa, proclamándose así ganador del galardón.

Lo más sorprendente de aquella decisión era la edad del ganador, pues Stanley Matthews tenía 41 años, pero aún tenía mucho fútbol en sus botas. En aquel momento (1956) Matthews jugaba en el Blackpool inglés, donde permaneció hasta 1961. Lejos de retirarse, Stanley Matthews fichó por el Stoke City, club en el que debutó profesionalmente en 1932 y donde permaneció hasta 1947, cuando fichó por el Blackpool. El Stoke sería su último club, ya que se retiraría en 1965 con 50 años.

Stanley Matthews se descubrió en los años 50 como uno de los mejores extremos de Europa. Lo tenía todo para triunfar en esa posición: cambios de ritmo que destrozaban al rival, un regate endiablado, elegancia digna de un mediapunta y capacidad para llegar a línea de fondo y colgar balones medidos al área. Y por si fuera poco también era un jugador limpio, pues no recibió una sola amonestación en toda su carrera.

Pese a jugar tan solo para dos equipos (Stoke City y Blackpool) y no tener un gran palmarés (dos títulos de 2º división con el Stoke y una FA Cup con el Blackpool) lo cierto es que Stanley Matthews fue reconocido a nivel mundial como uno de los mejores futbolistas de todos los tiempos.

Su carrera con la selección nacional no fue del todo fructífera. Perteneció a una de las grandes generaciones de futbolistas ingleses, pero nunca llegó a levantar ningún título. Uno de los grandes episodios que se recuerdan de Matthews con la selección fueron los dos partidos que disputaron contra Hungría. Inglaterra cayó en Wembley por 3-6 (uno de los partidos más recordados de todos los tiempos) y en Hungría por un contundente 7-1. Stanley Matthews dejó la selección en 1957, con 52 años. El último partido que disputó con los Three Lions fue contra Dinamarca en el Parken Stadion de Copenhague el 15 de mayo de 1957, casi 5 meses después de recibir el Balón de Oro.

Facebook Comments

Redacción Tijuanense

Read Previous

Detienen en EE.UU. a Emma Coronel, esposa de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, por tráfico de drogas

Read Next

Detienen a dos prófugos del estado de Sinaloa