Ingresa el texto que deseas buscar...

Un multimillonario ruso se propone financiar la búsqueda de vida en Venus

Un multimillonario ruso se propone financiar la búsqueda de vida en Venus

Un grupo de investigadores formado por físicos, astrónomos, químicos e ingenieros, buscará evidencia científica acerca de la posible existencia de formas de vida en ese planeta

Por Actualidad RT

Rusia.-​ Breakthrough Initiatives, programa de ciencia espacial fundado por el inversor y filántropo ruso Yuri Mílner, anunció que financiará investigaciones destinadas a encontrar vida en la atmósfera de Venus.

El grupo de investigadores que será financiado por la fundación de Mílner estará formado por físicos, astrónomos, químicos e ingenieros. Lo presidirá Sara Seager, profesora de ciencias planetarias en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (EE.UU.), y su propósito será buscar evidencias acerca de la posibilidad de vida en ese planeta.

Según enfatiza el comunicado de prensa de Breakthrough Initiatives, la decisión de crear ese grupo se tomó de inmediato al difundirse informes del descubrimiento de fosfina en Venus.

¿Qué indica la fosfina?

El 14 de septiembre se hizo público el descubrimiento de rastros de fosfina en Venus, realizado por un equipo de científicos de Estados Unidos y Reino Unido. El hallazgo podría indicar la presencia de vida, ya que en planetas con núcleo sólido ese gas solo se puede formar como resultado de la actividad de organismos vivos.

El jefe de la agencia espacial rusa Roscosmos, Dmitri Rogozin, aseveró que Moscú podría enviar una misión propia a Venus, además de preparar la misión conjunta Venera-D con EE.UU.

Asimismo, Roscosmos señaló que los recientes descubrimientos, realizados a distancia, no serán considerados evidencia objetiva de la existencia de vida en el planeta. Para que los datos sean confiables, deben obtenerse a través de investigaciones de contacto directo, enfatizaron desde la corporación rusa.

La próxima misión a ese planeta, la Venus-D, está programada para finales de la presente década. Fue concebida como un programa ruso-estadounidense, pero el 15 de septiembre Roskosmos anunció que lo implementará «como un proyecto nacional independiente, sin la [prevista] amplia participación de la cooperación internacional».